Revista Ciencias Holguín

Ciencias Holguín / Revista trimestral / Volumen 25, No.4,  octubre-diciembre,   2019

Gestión del conocimiento y valorización de resultados de proyectos de investigación-desarrollo / Knowledge management and valorization of results of research-development projects

Elena Balbina Fornet-Hernández(1); Juana Mercedes Martínez-Bermúdez(1); Katerine Guerra-Betancourt(1); Alena Reyes-Fornet(1)  

Contacto:efornet@cisat.cu

Instituciones: Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales de Holguín(1)

País: Cuba
Este documento posee una licencia Creative Commons Reconocimiento - No Comercial 4.0 Internacional cc


Resumen
La gestión del conocimiento y la valorización de resultados científicos son procesos sistémicos y estratégicos que optimizan el uso del conocimiento. En este sentido, constituyeron la base para estructurar un procedimiento que facilita la entrega de resultados coherentes en núcleo y estructura producidos en proyectos de investigación y desarrollo, preparados para su uso, comercialización y evaluación de impactos. El procedimiento facilitó la toma de decisiones para el cierre del ciclo investigación-producción-comercialización en el Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales de Holguín.
Palabras Clave: Gestión del conocimiento; Valorización de resultados; Gestión de proyectos; Introducción de resultados, Innovación.

Abstract

Knowledge management and the valorization of scientific results are systemic and strategic processes that optimize the use of knowledge. In this context, they served as the basis for structuring a procedure that facilitates the delivery of coherent results in core and structure produced by research and development projects, prepared for its use, commercialization and impact assessment. The procedure allowed decision making in the closure of the research-production-marketing cycle in the Holguín Research and Environmental Services Center.
Keywords: Knowledge management; Valorization of results; Project management; Introduction of results, Innovation.

Introducción
Las ideas están claras cuando de innovación se trata, se considera motor de desarrollo y pilar de la economía del conocimiento, espacio de todos, ideario reforzado por la innovación abierta (Chesbrough, H., 2003). Su fin está bien definido, completar un ciclo de investigación – producción – comercialización, aunque, llevarla a cabo necesita más que una comprensión.
Para lograr que la ciencia y la innovación sean las fuerzas productivas que la sociedad requiere, acortar la distancia entre la generación y la asimilación del conocimiento es importante. Nonaka y Takeuchi (1995) y Davenport (1998), sentaron sólidas bases para su conceptualización y desarrollo, las cuales perduran. Aunque la frontera entre generadores y asimiladores de conocimiento debe borrarse, por su apropiación en el sector empresarial y por la aproximación del sector académico a la economía, el papel de cada uno subsiste y es indispensable reflexionar y ejecutar bien la participación de cada actor en estas relaciones.
Las universidades son las mayores productoras de conocimiento (Solé 2008) y el abordaje de la gestión del conocimiento en ellas es amplio, lo que resulta lógico, por el cúmulo de conocimientos que poseen y por la preparación de su capital humano (González, Ramírez y García, 2017). Se refiere, además, que después de generar el conocimiento, es importante planificar su distribución para lograr un impacto positivo en la sociedad (Luna, Reyes y Jiménez, 2017). Para el sector empresarial el conocimiento es un insumo limitante desde finales del siglo XX (Lage, 2001).
Un enfoque proactivo que complementa la gestión del conocimiento, es la valorización de resultados, que busca potencialidades al interior de la organización y les añade valor para su inserción en el mercado (Solé, 2008). La protección de los resultados y la posterior comercialización, se consideran aspectos troncales de este proceso en este tipo de entidad (Berbegal y Solé, 2010).
En el Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales de Holguín, se observó en el año 2014, una alta producción de resultados científicos en proyectos de investigación y desarrollo (I+D) y una introducción no sistemática en la práctica social. Varios aspectos fueron definidos como limitantes (Fornet, Martínez, Martín y Reyes-Fornet, 2017), a los que hay que agregar, la poca estructuración de la gestión del conocimiento generado.
El objetivo de este trabajo es sentar bases teórico – metodológicas para gestionar y valorizar el conocimiento que se genera en proyectos de I+D y facilitar su transformación en productos y servicios de valor social y comercial.

Materiales y Métodos
Se utilizan métodos teóricos y empíricos. Teóricos: histórico-lógico, análisis y síntesis, inducción-deducción y sistémico estructural funcional. Empíricos: observación científica, entrevistas, revisión de documentos, con prioridad los expedientes únicos de proyectos.

Resultados
El análisis de la conceptualización, los métodos y la práctica del tratamiento de la gestión del conocimiento y la valorización de resultados, en diferentes tipos de organizaciones, ha permitido reconocer cualidades que son de utilidad para alcanzar el objetivo de esta investigación. Son procesos de gestión, sistémicos y estratégicos, abordados al interior de las organizaciones, que optimizan el uso del conocimiento con un fin determinado.
Nonaka y Takeuchi (1995), conceptualizaron la gestión del conocimiento en las organizaciones y mostraron su quehacer en la generación, flujo y uso del conocimiento interno. Davenport (1998), la definió como: “el proceso sistemático de encontrar, seleccionar, organizar, extractar y presentar la información de manera que mejore la comprensión de un área específica de interés para los miembros de una organización”. 
La gestión del conocimiento posee un amplio bagaje teórico metodológico y práctico. Se aborda con amplitud desde la gestión de la información (Ponjuán, 2006) (Ponjuán, 2015), en la mejora organizacional (Pupo, 2015), en la gestión de proyectos de I+D+I (García, Delgado & Infante, 2014), en grupos de investigación (García y Gómez, 2015) y en centros de investigación (Marulanda, Valencia y Marín, 2019). Es una base fuerte para aprovechar el conocimiento en función de la sociedad (Comisión Europea, 2007).
La valorización de resultados, posee un recorrido más corto (Anddriessen, 2005) y aunque se conocen sus bases teóricas, sus mayores referencias son metodológicas y sobretodo empíricas, nacidas de la necesidad de gestionar la innovación.
La valorización de resultados, es concebida como el “conjunto de actuaciones necesarias para que los resultados de investigación contribuyan al desarrollo económico y social de un país en forma de riqueza y ocupación, de la forma más eficiente posible” (Solé, 2008). Se expresa con más fuerza en el sector universitario, por fortalecer su tercera función, se centra en la comercialización (Ortiz, Williams, Delgado, López y Negrón, 2017) (Schmid, Kolesnikov, y Youtie, 2018).
Las organizaciones de I+D, poseen características que facilitan la gestión del conocimiento y la valorización de los resultados científicos, como son: alto nivel de especialización, espacios para la capacitación y el intercambio científico, visión estratégica, buena planificación, flujo de comunicación interno y externo establecidos, estructuras de apoyo y sobretodo, compromiso social y necesidad de brindar resultados que le den alta visibilidad científica y faciliten su financiamiento. (Fornet, Guerra, Carmenate y Grillo, 2018).
En Cuba la Entidad de ciencia, tecnología e innovación, es aquella que tiene como actividad fundamental la investigación científica, la innovación, los servicios científicos y tecnológicos y las producciones especializadas con valor agregado”. Se clasifican en: Centro de Investigación, Centro de Servicios Científicos y Tecnológicos y Unidad de Desarrollo e Innovación (Consejo de Estado, 2014).
Los centros de investigación deben tener organizada en proyectos el 80 % de su actividad científica y de ellos proviene la mayoría de su producción científica. Por tanto, la gestión del ciclo de vida de proyectos de I+D es un proceso medular para el buen desempeño de la entidad.
La profundización en la relación investigación - gestión del proyecto - gestión del conocimiento, facilita la postura conceptual. Permite conjugar la gestión del conocimiento y la valorización de resultados y su estructuración, con la intencionalidad de contar con resultados que puedan generar productos y servicios de valor social y comercial. Concebidos desde la conjetura de una eficiente y productiva fase conclusiva del proyecto (Fornet et al., 2017) y también desde el rescate de aquellos resultados con altas potencialidades, que permanecen archivados o se incorporan con lentitud y poca sistematicidad a la práctica social.
Gestión del conocimiento y valorización de resultados científicos provenientes de proyectos de investigación y desarrollo.
Proceso centrado en aportar valor al conocimiento proveniente de proyectos de investigación y desarrollo, en función de su utilización, con la entrega de resultados coherentes en núcleo y estructura, preparados para su uso y comercialización y con efectos e impactos positivos previstos.
Los fundamentos expuestos han sido considerados en la elaboración del instrumento metodológico que se propone a continuación.

Procedimiento para la gestión del conocimiento y valorización de resultados de proyectos de investigación y desarrollo.
Su objetivo es contribuir a la introducción de resultados científicos, mediante la estructuración y sistematización de la gestión del conocimiento y la valorización de resultados de proyectos de investigación y desarrollo.  
Este procedimiento ha sido concebido fundamentalmente para entidades de ciencia, tecnología e innovación, las cuales poseen amplio alto nivel de preparación en gestión de proyectos, lo que ha permitido simplificar el diseño y no distinguir algunas acciones, tal vez necesarias en otro tipo de organización, como por ejemplo el diagnóstico, al contar con la información primaria en el expediente único de proyectos, el cual ha sido asumido como unidad de información de valor patrimonial. El procedimiento se estructura en cuatro fases y nueve pasos, los cuales se esquematizan en la Figura 1.

1

Figura 1: Procedimiento para la gestión del conocimiento y valorización de resultados de proyectos de Investigación y desarrollo.

Fase I. Organización y preparación
Esta fase sienta las bases para iniciar el proceso. Se seleccionan los miembros del equipo gestor, los que deben alcanzar consenso en el enfoque de trabajo y la praxis a desarrollar, con prioridad en la programación de la preparación de los actores.
Paso 1. Creación del equipo gestor
Se forma con especialistas e investigadores de experiencia en gestión de ciencia, tecnología e innovación y comercialización. Dicho equipo se ocupa de la gestión del proceso. Entre las competencias particulares de los miembros del equipo gestor están la creatividad y la proactividad.
Paso 2. Preparación de los actores involucrados 
La preparación prioriza temas teórico - metodológicos sobre la gestión del conocimiento y la valorización de resultados y explicita la metodología a desarrollar. Se invita a investigadores, gestores y directivos y se propicia el intercambio, para enriquecer el pensamiento y la acción.
Fase II. Caracterización de los resultados
Esta fase persigue la caracterización de los resultados obtenidos en proyectos de I+D, para lo cual se recopilan y clasifican de acuerdo a su tipología y su nivel de introducción. Requiere amplia relación entre el equipo gestor y los líderes de proyectos.
Paso 3 Colecta de los resultados
Se colectan los resultados de proyectos de I+D, de los expedientes únicos archivados en la entidad, como fuentes primarias de información. Se consultan otros documentos oficiales y se dialoga con los líderes de los proyectos.
Paso 4. Clasificación de los resultados
La clasificación se basa en los elementos siguientes: nomenclatura y tipología del resultado y las salidas; preparación del resultado para la introducción; nivel de introducción del resultado; línea estratégica de la entidad a la cual tributa y clientes, usuarios y/o beneficiarios declarados y otros indicadores verificables de interés. Estos elementos se consideran fundamentales y se toman de base para la valorización posterior.
Aquellos resultados que generaron nuevos conocimientos y que sentaron base en una temática determinada, que continúan en la actualidad en otros proyectos, no siguen al paso siguiente, ya que expresarán su utilidad en períodos futuros.
Fase III. Valorización de los resultados
El objetivo de esta fase es aportar valor al conocimiento proveniente de proyectos de I+D, en función de su utilización. Avanzar en la cadena de valor para incrementar el potencial de uso y facilitar la llegada al entorno socio económico.
Paso 5. Conformación y denominación de los resultados
Se explicitan cualidades no explotadas de los nuevos conocimientos generados y se favorecen sus formatos de presentación en función de su utilización, para lo cual se asume la propuesta de resultado coherente en núcleo y estructura planteado para la consolidación de la fase conclusiva de proyectos de I+D (Fornet et al., 2017), lo que facilita el pre desarrollo de productos y servicios nuevos o mejorados y se eliminan barreras de forma que impiden la introducción. Las cualidades de estos resultados se resumen en el Cuadro 1.

Cuadro 1.
Características del resultado coherente en núcleo y estructura


Núcleo: Comprende aquellas propiedades del resultado, que lo hacen único en su esencia y en su capacidad de generar efecto e impacto. Es apropiado, resuelve con eficacia una necesidad – prioridad, su contenido depende del tipo de investigación y desarrollo que se realiza y de la ciencia particular en cuestión, completa los pasos del ciclo de la investigación, posee variables definidas para su medición. La denominación del resultado se corresponde con la contribución al conocimiento.

Estructura: se corresponde con sus salidas y soportes, las cuales varían acorde con el tipo de proyecto.
Salidas acorde con la nomenclatura de resultados establecida en el país.

  • Productos, tecnologías o procesos, nuevos o significativamente mejorados, con impacto en las exportaciones, la sustitución efectiva de importaciones, la elevación de la eficiencia, la productividad y la calidad de vida de la población
  • Propuestas de soluciones económicas, sociales, políticas y ambientales para la toma de decisiones
  • Nuevos conocimientos en los campos de la ciencia y la tecnología en que se desempeña

Soportes más comunes.

  • Investigación básica: libro, monografía, publicación, multimedia, catálogo, video, prospectos, tesis, otros
  • Investigación aplicada: metodología, procedimiento, manual, programa, guía, otros. Puede incluir soportes del inciso a 
  • Desarrollo experimental: prototipo del producto, prototipo de servicio, otros. Puede incluir soportes enunciados en los incisos a y b.

Se completan indicadores verificables que aportan valor, operatividad y visibilidad a la producción científica de la entidad, los cuales se observan en el Cuadro 2.
Se establece una ficha de valorización del resultado donde se plasman sus nuevas cualidades y sus potencialidades de uso o comercialización para la toma de decisiones, para lo cual deben ser consideradas las cadenas de conocimientos, de valores y productivas en las que pueden ser insertados, acorde al tipo de resultado y a la especialidad científica que lo generó. Se diseñan soportes informáticos para el manejo de la información.

Cuadro 2.
Indicadores verificables del resultado coherente en núcleo y estructura

  • Prospecto para la introducción y generalización del resultado 
  • Protegido los derechos de propiedad intelectual
  • Difundido en la comunidad científica nacional e internacional
  • Socializado en el territorio y la nación
  • Evaluado efecto (al concluir el proyecto)
  • Premiado o valorado para ello
  • Programada la evaluación ex post (de 1 a 3 años, después de concluido)
  • Programada la evaluación de impacto (de 3 a 5 años, después de concluido)
  • Realizadas nuevas propuestas como continuidad
  • Enriquecido el Expediente único de proyecto

Paso 6. Propuestas de productos o servicios nuevos o mejorados
Se proponen los productos y servicios nuevos o mejorados provenientes del pre desarrollo realizado en el paso anterior y se programan acciones para corroborar la utilidad de los mismos en interacción con los clientes potenciales, se sustenta en los conocimientos, capacidades y soportes existentes en la entidad para la comercialización.
Paso 7. Difusión y socialización de productos y servicios
Como complemento de la etapa anterior se establece y ejecuta una Estrategia de comunicación, acorde con las características de los productos y servicios y el contexto, que permita realizar una exitosa mercadotecnia.
Fase IV. Evaluación y retroalimentación
Se evalúa el desarrollo del proceso y el resultado del uso y la comercialización de los nuevos o mejorados productos y servicios propuestos, información que permitirá retroalimentar el proceso para la toma de decisiones.
Paso 8. Evaluación de impactos
La evaluación del impacto del desarrollo del proceso de gestión del conocimiento y valorización de resultados, se medirá por los indicadores siguientes:

  • Existencia de un portafolio de resultados coherentes en núcleo y estructura, de manifiesta utilidad para la economía y la sociedad, con cadenas de conocimientos, de valores y productivas potenciales definidas, de utilidad para la toma de decisiones 
  • Incorporación de nuevas propuestas en la programación institucional para la introducción y generalización de resultados científicos
  • Incorporación de los nuevos productos y servicios en la cartera comercial

La evaluación de impacto de los resultados valorizados se realizará por las vías establecidas en cada entidad y dependen del tiempo transcurrido a partir del uso.
Las evaluaciones se realizarán en supervisiones puntuales que el equipo gestor establecerá y en los espacios de intercambio científico y administrativos ya existentes.
Paso 9. Retroalimentación
Se analizan las experiencias obtenidas y las deficiencias detectadas, lo que permitirá retroalimentar el proceso y realizar las rectificaciones requeridas.
Aplicación en el Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales de Holguín.
El enfoque y herramienta planteados se aplicaron a partir del año 2014. Se determinó un grupo gestor con el liderazgo de la Sub Dirección de Ciencia y Tecnología de la entidad. Se prepararon los actores involucrados en diferentes escenarios para el intercambio científico ya existentes en la institución y en nuevos creados a tal efecto, entre los que se destaca el Diplomado en gestión de ciencia, tecnología e innovación.
Se colectaron los resultados obtenidos en la entidad desde el año 2000, mediante la revisión de los expedientes únicos de proyectos, los informes del Consejo Científico y otros documentos oficiales. Se realizó la entrevista a los jefes de proyectos, lo que permitió enriquecer el estudio documental y facilitó la caracterización y valorización. 
Se caracterizaron 80 resultados, atendiendo al cumplimiento de los requisitos.
En la figura 2 se muestra la distribución en correspondencia con su esfera de actuación.

2

Figura 2. Resultados caracterizados en correspondencia con su esfera de actuación

Se conformaron y denominaron resultados coherentes en núcleo y estructura, se completaron indicadores verificables y se confeccionaron fichas con la información necesaria para la toma de decisiones. Se escogieron proyectos modelo para completar la valorización acorde con sus potencialidades y las necesidades territoriales. Se propusieron nuevos servicios para la toma de decisiones. Se favoreció la difusión y socialización.
Fue ventajoso el uso de una plantilla general para la determinación de las cadenas de conocimientos, de valores y productivas en las que pueden insertarse los resultados. Sirvió de guía para la determinación de oportunidades con nuevos clientes y usuarios y permitió optimizar el uso de la producción científica. Se muestra en el Cuadro 3.
Cuadro 3. Cadenas de conocimientos, de valores y productivas, con potencialidades para la introducción de resultados coherentes en núcleo y estructura 


Cadenas de conocimientos:
Generalmente se establecen con el sector académico: Universidades y Entidades de ciencia, tecnología e innovación, que se relacionan con la ciencia tratada.
Asociaciones y Sociedades Científicas, organizaciones no gubernamentales
Gestión ambiental

Cadenas de valores:
Organismo de la Administración Central del Estado
Gobiernos provinciales, municipales, locales
Asociaciones y Sociedades Científicas, organizaciones no gubernamentales
Gestión ambiental

Cadenas productivas:
Sector empresarial: empresas estatales y no estatales
Gestión ambiental

La evaluación del impacto del desarrollo del proceso de gestión del conocimiento y valorización de resultados, es positiva, al demostrase el aporte de una nueva visión de trabajo, que en la práctica aportó valor a la producción científica y enriqueció la cartera de productos. Se elevaron indicadores de visibilidad, tales como la protección de la propiedad intelectual, la difusión y la socialización; se respaldaron espacios de intercambio científico y social, en jornadas científicas y encuentros especializados.
Favoreció el perfeccionamiento de la estrategia científica e incidió directamente en la gestión de ciencia, tecnología e innovación. Demostró que la introducción de resultados no es un proceso espontáneo inherente a la investigación y a la gestión de proyectos, sino, que debe poseer intencionalidad por parte de los investigadores, los gestores y los decisores.
La evaluación de impacto de los resultados valorizados, dependerá del tiempo transcurrido a partir del uso de cada uno de ellos.

Conclusiones

  1. La gestión del conocimiento y la valorización de los resultados científicos son procesos sistémicos y estratégicos que optimizan el uso del conocimiento con un fin determinado, que promueven y facilitan la innovación.
  2. El diseño y aplicación de un procedimiento que combina la gestión del conocimiento y la valorización de resultados científicos de proyectos de investigación y desarrollo, demostró la posibilidad de estructurar y sistematizar la entrega de resultados coherentes en núcleo y estructura, preparados para su uso y comercialización, con efectos e impactos efectivos previstos.
  3. La aplicación del procedimiento facilitó la transformación del conocimiento generado en proyectos de investigación y desarrollo, en productos y servicios de valor social y comercial y facilitó la toma de decisiones en la inserción de la producción científica en cadenas de conocimientos, de valores y productivas. 

Referencias Bibliográficas
Anddriessen, D. (2005). Value, Valuation and Valorisation. Swarte, S. (Ed.) Inspirerend innoveren; meerwaarde door kennis. Den Haag: Kvie.
Berbegal, J. & Solé, F. (2010). Caracterización del proceso de valorización de la I+D universitaria. Industrial Engineering: Innovation Networks. Book of Full Papers: 5th International Conference on Industrial Engineering and Management, Murcia. ISBN 978-84-694-7124-1, 558-567.
Chesbrough, H.W. (2003). Open innovation: The new imperative for creating and profiting from technology. Boston, MA: Harvard Business School Press.
Comisión Europea (2007). Mejorar la transferencia de conocimientos entre las instituciones de investigación y la industria en toda Europa: incorporar la innovación abierta. Bruselas. Recuperado de: https://ec.europa.eu/transparency/regdoc/rep/1/2007/ES/1-2007-182-ES-F1-1.Pdf
Consejo de Estado de la República de Cuba. (2014). De las Entidades de Ciencia, Tecnología e Innovación. Decreto-Ley No.323. Gaceta Oficial No.37. Extraordinaria. 915-930.
Davenport, T. (1998). Knowledge Management Case Study. Knowledge Management at Hewlett-Packard, Early 1996. Graduate School of Business, University of Texas at Austin. Recuperado de: http://www.mccombs.utexas.edu/kman/hpcase.htm 
Fornet, E., Martínez J. M., Martín Y. y Reyes-Fornet A. (2017). Fase conclusiva de proyectos de Investigación y desarrollo: su relevancia en la obtención de resultados aplicables. Revista Electrónica Ciencias Holguín. Volumen 23(2), 31-46.
 http://www.ciencias.holguin.cu/index.php/cienciasholguin/article/view/1018/1103
Fornet E., Guerra K., Carmenate W. y Grillo C. (2018). Gestión ambiental para el desarrollo local sostenible desde una entidad de ciencia de la ciudad de Holguín. V Foro Nacional de Urbanismo Integral. Holguín, noviembre 24-25.
García, M. y Gómez, M. (2015). Prácticas de gestión del conocimiento en los grupos de investigación: estudio de un caso. Rev. Interam. Bibliot. Medellín (Colombia) 38 (1), 13-25. ISSN 0120-0976.
García, B. M.; Delgado, M. & Infante, M. B. (2014). Metodología para la generación y gestión del conocimiento para proyectos de I+D+I a partir de sus factores críticos. Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud; 25(3), 285-302.
González, I., Ramírez, S. y García, J. (2017). Identidad digital 2.0: Posibilidades de la gestión y visibilidad científica a través de repositorios institucionales de acceso abierto. Congreso Internacional de ecosistemas del conocimiento abierto (ECA 2017). Universidad de Salamanca, España. Recuperado de: https://knowledgesociety.usal.es/system/files/
Lage A. 2000. Las biotecnologías y la nueva economía: crear y valorizar los bienes intangibles. Biotecnología Aplicada 17, 55-61.
Luna, A., Reyes R. y Jiménez V. (2017). Gestión Del Conocimiento. En Universidades Públicas Mexicanas. European Scientific Journal, 13 (1). ISSN: 1857–7881 (Print) e - ISSN 1857- 7431. 
Marulanda C., Valencia F. y Marín P. (2019). Principales Obstáculos para la Transferencia de Conocimiento en los Centros e Institutos de Investigación del Triángulo del Café en Colombia. Información Tecnológica. 30(3), 39-46. Recuperado de http://dx.doi.org/10.4067/S0718-07642019000300039
Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente. (Citma). (2012). Reglamento para el proceso de elaboración, aprobación, planificación, ejecución y control de los programas y proyectos de ciencia, tecnología e innovación: Resolución No.44/12. En Gaceta Oficial de la República de Cuba. Edición Ordinaria. No. 11, de 28 de marzo de 2012, 431-435
Nonaka I. and Takeuchi H. (1995). The Knowledge-Creating Company. Oxford University Press
Ortiz, M., Williams, D., Delgado, M., López, J., y Negrón, N. (2017). La tercera misión de las universidades: Enfoque, indicadores principales y descriptores de un grupo selecto de institución de educación superior en Puerto Rico. Cuaderno de Investigación en la Educación, 32, 30-50. Recuperado de http://cie.uprrp.edu/cuaderno/2018/01/25/la-tercera-mision-de-las-universidades/
Ponjuán, G. (2006). Introducción a la gestión del conocimiento. La Habana: Editorial Félix Varela.
Ponjuán, G. (2015). La gestión del conocimiento desde las ciencias de la información: responsabilidades y oportunidades. Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud, 26(3), 206-216
Pupo J. (2015). Tecnología para la gestión del conocimiento como contribución al proceso de formación académica de los investigadores de la provincia Holguín. Aplicación en el Centro de Información y Gestión Tecnológica. Tesis en opción al título académico de Máster en Gerencia de la Ciencia y la Innovación. Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas
Schmid, J., Kolesnikov, S., & Youtie, J. (2018). Plans versus experiences in transitioning trasnational education into research and economic development: a case study. Science and Public Policy, 103-116. Recuperado de https://tpac.gatech.edu/publications/pub/5583
Solé, F. (2008). Innovació, valorització i universitat: el programa Innova de la UPC. Paradigmes, No. 0, 200-211.

Síntesis curricular de las autoras
Dra.C. Elena Balbina Fornet-Hernández efornet@cisat.cu
Licenciada en Ciencias Biológicas. Doctora en Ciencias Agrícolas. Profesora Titular. Máster en Gerencia de la Ciencia y la Innovación. Investigadora Titular del Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales de Holguín. Líneas de Investigación: gestión de la ciencia y la innovación y gestión de proyectos de ciencia, tecnología e innovación.

MS.c. Juana Mercedes Martínez-Bermúdez juanamercy60@gmail.com
Licenciada en Educación. Especialidad de Economía. Máster en Dirección. Líneas de investigación: gestión de proyectos de ciencia, tecnología e innovación y gestión del potencial científico.

Dra.C. Katerine Guerra-Betancourt katerine@cisat.cu
Licenciada en Ciencias Farmacéuticas. Doctora en Ciencias Técnicas.  Máster en Gerencia de la Ciencia y la Innovación. Subdirectora de Ciencia y Tecnología del Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales de Holguín.  Líneas de investigación: gestión de la ciencia y la innovación y gestión de proyectos de ciencia, tecnología e innovación.

MS.c. Alena Reyes-Fornet eureka.arf@gmail.com
Licenciada en Biología. Máster en Botánica, Facultad de Biología de la Universidad de la Habana. Especialista en Creación de Modelos de ecología y gestión de recursos naturales por la Universidad Politécnica de Catalunya. Investigadora y Profesora Instructora. Líneas de investigación: pedagogía, dinámica de sistemas, ecología, conservación y gestión de proyectos.

 


Fecha de Recepción: 26 de enero 2019
Fecha de Aprobación: 8 de abril 2019
Fecha de Publicación: 31 de octubre 2019

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.