Revista Electrónica " Ciencias Holguín"
     

Trimestre julio-septiembre

Año XVIII,  No. III,  Mes julio 2012
ISSN 1027-2127
TITULO: Expresión de la ira y autoconcepto en adolescentes tempranos
TITLE: Anger expression and self –concept in early adolescents
AUTORES:

Yuri Arsenio Sanz-Martínez. ysanz@fh.uho.edu.cu


Institución del autor Universidad de Holguín “Oscar Lucero Moya”. Holguín
PAIS:

Cuba

RESUMEN
Abordó la exploración de las implicaciones de las modalidades de expresión de la ira entre adolescentes tempranos de la zona oriental de Cuba. La muestra estuvo compuesta por 498 adolescentes tempranos de Holguín y Santiago de Cuba respectivamente. Se obtuvo que la expresión abierta, y destructiva de la ira correlacionó negativamente con el autoconcepto en dominios de la escuela y las relaciones con el sexo opuesto. La expresión inhibida o interiorizada de esta emoción predijo fuertemente aspectos del autoconcepto relacionados con el dominio de la escuela. La ira expresada de forma controlada, calmada y asertiva se relacionó fuertemente con el autoconcepto en dimensiones generales, del ámbito escolar, de las relaciones interpersonales y de cualidades de honestidad y seguridad. Se recomienda realizar estudios paralelos para obtener información en otras etapas del desarrollo humano.
PALABRAS CLAVES: ADOLESCENCIA; IRA; AUTOCONCEPTO; DESARROLLO.

ABSTRACT

This paper deals with the exploration of modalities of anger expression’s implication on different dimensions of self-concept in an early adolescent sample from Eastern Cuba. The sample was composed by 498 early adolescents from Holguín and Santiago de Cuba. We got that the expression of anger in an explosive way were negatively associated with self-concept particularly in school domains and relationships with the opposite sex. Anger-In was an important predictor of different aspects of self-concept particularly those related with the school domain. Adolescents who expressed their anger in a control manner were the ones who had the best general self-concept of the entire sample, best self-concept associated with school domain and interpersonal relationships honesty-trustworthy quality. Other studies should be made in order to obtain further information from other human developmental stages.
KEY WORDS: ADOLESCENCE; ANGER; SELF-CONCEPT; DEVELOPMENT.

INTRODUCCIÓN
Los problemas relacionados con la expresión de la ira han estado implicados en un amplio rango de consecuencias negativas en términos de salud mental y física.

Expresar la ira en su forma destructiva o impulsiva (Ira-Externa) se ha asociado con pobres relaciones con los iguales y trastornos de externalización en niños y adolescentes (e.g., Gjerde, Block & Block, 1988). Con relación a la salud física de niños y adolescentes, se ha investigado que altos niveles de ira predicen la elevada presión arterial y desorganización del ritmo cardiaco (Hauber, Rice, Howell & Carmon, 1998; Mueller, Gruenbaum & Labarthe, 2001).

La represión de la ira (Ira-Interna) parece no ser una respuesta más saludable que su expresión abierta o destructiva. El estudio de Renouf y Harters (1990) acerca de las emociones infantiles demuestra que los niños deprimidos poseen cierta tendencia a reprimir su ira. Los problemas de expresión de la ira han estado implicados en la etiología de síntomas psicosomáticos (Piko et al, 2006). Sin embargo ni la Ira-Externa ni la Ira-Interna son formas saludables de manejar esta emoción.

La expresión controlada y constructiva de la ira (Ira-Controlada) parece ser el modo más adaptado de responder al estímulo que la causa. Este método estimula al individuo a resolver las vivencias y las ideas asociadas a la ira, así como a reducir la intensidad de la experiencia desagradable que caracteriza a esta emoción (Davidson et al., 2000). Kashani et al (1995) encontraron que la habilidad de expresar la ira de forma controlada, no explosiva diferenció a los adolescentes deprimidos en una muestra hospitalaria de otros que no estaban padeciendo de depresión.

Con relación al control de la ira por los niños, los resultados empíricos más relevantes son probablemente aquellos de Cole, Zahn-Waxler, Fox, Usher y Welsh (1996) quienes hallaron que los niños que expresaban su ira a un nivel moderado, tenían mucha menos probabilidad de tener problemas de ajuste y socialización, especialmente problemas de externalización (agresividad, hiperactividad, disrupción) que aquellos que expresaban su ira en demasiadas o en muy pocas ocasiones.

Sin embargo, a pesar que diferentes estudios sobre las manifestaciones de la ira en diferentes etapas del desarrollo han comenzado a diseminarse en nuestro medio (Molerio, 2005 y Sanz et al. 2006) no se han detectado las posibles relaciones y las implicaciones de los estilos de expresión de la ira sobre las diferentes dimensiones del autoconcepto. De forma que el problema de nuestra investigación queda definido de la siguiente manera: ¿Qué influencias poseen las modalidades de expresión de la ira sobre el autoconcepto en adolescentes tempranos?

Por eso nos proponemos los siguientes objetivos:
Objetivo General: Determinar la influencia de los modalidades de expresión de la ira de los adolescentes seleccionados sobre las distintas dimensiones del autoconcepto.
Objetivo Específico: Determinar las correlaciones entre las diferentes modalidades de expresión de la ira y las dimensiones del autoconcepto.

MATERIALES Y MÉTODOS
Participantes
Los participantes fueron 498 adolescentes (estudiantes de secundaria básica: 208 varones y 290 hembras) de 7mo, 8vo y 9no grado de Holguín y Santiago de Cuba. Instrumentos

Debido a que los instrumentos fueron suministrados en una cultura muy diferente de la que fueron elaborados, realizamos primero un estudio piloto con 60 participantes para asegurar que los instrumentos fuesen comprensibles y determinar de forma preliminar su estructura conceptual en nuestro país.

a) Expresión de la ira. Usamos una elaboración de la Escala Pediátrica de Expresión de la Ira (Jacobs, Phelps, & Rohrs, 1989) un pequeño instrumento diseñado para medir las múltiples dimensiones de la expresión de la ira por niños y adolescentes. Adicionalmente a los 15 ítems de la versión autoevaluativa desarrollada por Jacobs, Phelps y Rohrs, también administramos los mismos ítems con los pronombres cambiados a los padres, maestros y compañeros del aula, a fin de obtener información contrastable desde múltiples fuentes.

Los padres respondían los ítems en relación a sus hijos; los maestros respondían la información de 15 adolescentes y los adolescentes respondían la información solicitada de un adolescente seleccionado aleatoriamente.

Los análisis factoriales confirmatorios apoyaron la existencia de tres factores esperados: Ira-Externa, Ira-Interna, Ira-Controlada. Los tres factores reportaron coeficientes alfa moderadamente altos y altos. El factor Ira-Externa consistió en 5 ítems (ej : “Yo demuestro mi cólera”) con alfas .81 para autorreporte; .89 para pares; .88 para padres y .89 para maestros. La Ira-Interna consistió en cuatro ítems (ej: “Yo oculto mi ira”) con alfas de .68 para autorreporte; .70 para iguales; .67 para padres y .66 para maestros. Las alfas para las cuatro ítems del factor Ira-Controlada (ej: “Trato de resolver el problema calmadamente”) fueron: .74 para autorreportes; .79 para iguales; .68 para padres y .68 para profesores.

También realizamos análisis factoriales de segundo orden para reducir el número de variables y facilitar mayor parsimonia en el análisis de los datos. Emergió una estructura factorial de cuatro factores. El primer factor fue la Ira-Interna compuesto por las calificaciones dadas por todas las fuentes: autorreporte, iguales, padres y maestros. La Ira-Externa compuesta solo por las nominaciones de iguales, padres y maestros y la Ira-Controlada formada solo por las fuentes externas y un cuarto factor de Ira-Externa compuesto por los autorreportes.

b) Autoconcepto. Cuestionario de Autodescripción II (Marsh, 1992). Es un instrumento de 102 ítems bien establecido para medir la multidimensionalidad del autoconcepto de los adolescentes tempranos. Está basado en el modelo jerárquico y multifacético de Shavelson, Hubner y Stanton (1976) en el que el autoconcepto general se encuentra integrado por autoconceptos en diversos dominios.

Los dos grandes dominios considerados en la aplicación adolescente del modelo son el autoconcepto académico y el no-académico. Este últimos está integrado por autoconcepto social (a su vez integrado por relaciones con el mismo y con el sexo opuesto); autoconcepto emocional y el autoconcepto físico (a su vez integrado por apariencia física y habilidad física).

Hay extensa evidencia de la confiabilidad y validez del SDQ II, incluyendo investigaciones con adolescentes en distintos países alrededor del mundo. Los factores encontrados fueron Evaluación General (alfa .73); Apariencia física( alfa .80); Estabilidad Emocional (alfa .61); Honestidad-Seguridad (alfa .73); Relación con el sexo opuesto (alfa .75); Relaciones con el mismo sexo (alfa .67); Relaciones con padres (alfa .78); Evaluación escolar (alfa .87).

RESULTADOS DEL TRABAJO
Expresión de la ira y autoconcepto.
Como se detalla en la Tabla No 3, los análisis revelaron que la Ira-Interna predice los puntajes de autoconcepto en dominios de relaciones interpersonales con el sexo opuesto. Este resultado es interesante pues generalmente los adolescentes que reprimen su ira son los más retraídos, aislados y aunque no son rechazados tampoco son del todo aceptados por el grupo (Sanz, Schneider, Soteras & Santana, 2006).

Sin embargo estos resultados evidencian que, en la muestra escogida, a los adolescentes que retienen su ira les resulta más fácil establecer relaciones con el sexo opuesto. Esto pudiera estar dado por el hecho de que en esta etapa las relaciones más constantes se dan generalmente entre grupos del mismo sexo, pudiendo el adolescente que reprime su ira encontrar, según su punto de vista, mayor apoyo en su intercambio con su contraparte del sexo apuesto. En contraste, los análisis demuestran que estos adolescentes ocultan la ira no creen tener buenas relaciones con sus compañeros del mismo sexo.

Por otra parte se refleja una predicción clara de este estilo de expresión de la ira y el autoconcepto que tienen estos adolescentes de sus relaciones con los padres. Esto es claramente consistente con investigaciones precedentes en la que vinculan a los niños y adolescentes retraídos con un tipo de relación más cercana con sus padres que con sus iguales, probablemente porque estos no desarrollan dentro del seno familiar, la independencia que necesitan para competir e intercambiar competentemente con sus coetáneos (Arés, Segarte, Ibarra, 2003).

Por último se observa que de alguna forma este estilo de expresión de la ira predice la valoración académica positiva que tienen de sí estos adolescentes. Aunque esto contrasta con el hecho de que los adolescentes que retienen su ira, generalmente los más aislados (Sanz, Schneider, Soteras & Santana) obtienen resultados moderados en variables académicas, parecer ser que los maestros y padres no establecen un juicio o evaluación muy negativa sobre los resultados y posibilidades de estos estudiantes, si lo comparamos con los juicios que puedan ejercer con los que expresan su ira de forma explosiva.

Adicionalmente la Ira-Externa emergió con una correlación negativa de varios aspectos cruciales del autoconcepto, y se establecieron predicciones de carácter negativo en la mayoría de los análisis. Resultaron particularmente importantes las correlaciones negativas encontradas con la valoración que tienen los adolescentes que expresan su ira explosivamente de su competencia académica, aspecto consistente con la literatura que enfatiza que son precisamente los niños y adolescentes agresivos y disruptivos los que generalmente más problemas de rendimiento tienen.

También se demostró que estos adolescentes no consideran que sus relaciones sean muy buenas con sus contrapartes del mismo sexo ni con sus coetáneos del sexo opuesto y sus padres. Esta característica es consistente con lo confirmado por investigaciones anteriores y la tendencia evolutiva de un mayor ajuste en la autovaloración en etapas adolescentes, que a diferencia de los escolares, no sobrevaloran demasiado sus relaciones y habilidades.

Por otra parte estos adolescentes que expresan su ira de forma abierta estiman que su estabilidad emocional no es buena, aspecto congruente con las relaciones negativas desde el punto de vista psicosocial y biológico establecida entre estos estilos destructivos de expresión de la ira y la estabilidad desde el punto de vista emocional reportada por las investigaciones.

Los adolescentes que expresaron su ira de forma controlada tuvieron un autoconcepto general muy positivo, aspecto que quedó demostrado en la fuerte correlación entre ambas variables así como el carácter predictivo de la primera sobre la segunda. También estos adolescentes consideraron que sus relaciones con los iguales del mismo sexo eran adecuadas y aunque en menor grado, también consideraron adecuadas sus relaciones con coetáneos del sexo opuesto y con los padres. Aunque adecuadas, las relaciones con los padres pueden ser valoradas como menos positivas si las comparamos con la que se establecen con los iguales del mismo sexo, debido en parte a las contradicciones que suelen manifestarse en esta etapa evolutiva entre adulto y adolescente.

Estos adolescentes, por otra parte, se consideraron a sí mismos más honestos y seguros que los que expresaron su ira de forma inadecuada. El hecho de que estos adolescentes valoren de forma más adecuada sus relaciones con los padres en comparación con los adolescentes que expresan inadecuadamente su ira, podría suponer un ambiente de funcionalidad familiar que propicia la satisfacción de fuertes necesidades afectivas y comunicativas que pudiera estar en la base del desarrollo de determinados rasgos o valores como la seguridad y la honestidad.

Adicionalmente la ira controlada correlacionó con las calificaciones de estabilidad emocional, demostrando que este tipo de expresión de la ira es la más positiva en términos de salud mental y por ende, física.

Como se detalla en la tabla existieron también algunos dominios en el que las hembras tuvieron mayor autoconcepto que sus contrapartes masculinas. No hubo de nuevo interacciones significativas de género y modalidades de expresión de la ira como predictor del autoconcepto.

1

Tabla 2 .Regresión múltiple: Calificaciones de expresión de la ira (calificaciones de los agentes externos) como predictores del autoconcepto

2

CONCLUSIONES
- Los adolescentes que expresaron de forma explosiva su ira, generalmente tuvieron un autoconcepto general inadecuado de sí mismos, no consideraron tener estabilidad emocional ni adecuadas relaciones con sus padres. La Ira-Externa resultó ser un importante predictor negativo de las relaciones con el mismo sexo.

- Los adolescentes que reprimían su ira generalmente no tuvieron un autoconcepto general muy adecuado, no consideraron positivas sus relaciones con miembros del mismo sexo, aunque consideraron regularmente buenas las relaciones con sus padres. De forma interesante la Ira-Interna constituyó un predictor positivo de las relaciones con el sexo opuesto.

- Los adolescentes que controlaban su ira tuvieron generalmente un autoconcepto general sobre sí mismo adecuado, consideraron generalmente buenas sus relaciones con sus padres y con coetáneos del sexo opuesto. La Ira-Externa constituyó un importante predictor del autoconcepto general, de las relaciones con miembros del mismo sexo y de los rasgos de Honestidad-Seguridad.

BIBLIOGRAFÍA
1. Archer, J. Sex differences in aggression in real-world settings: A meta-analytic review. Review of General Psychology (Estados Unidos) 8: 291-322, 2004.

2. Arés Muzio, P. Pareja y familia en Cuba: Conservación de una identidad cultural o creación de nuevos valores. Revista Cubana de Psicología (La Habana) 13: 19-29, 1996.

3. Vasallo Barrueta, Norma. La conducta desviada. La Habana: Editorial Félix Varela. 2001. 225 p

4. Schneider, Barry. Explaining cross-national differences in peer-directed aggression: A quantitative synthesis. Aggressive Behavior (Estados Unidos) 31: 116-137, 2005.

5. Clay, D. L. , Hagglund. Sex differences in anger expression, depressed mood, and aggression in children and adolescents. Journal of Clinical Psychology in Medical Settings (Canadá) 3: 79-92, 1996

6. Cordero-Sánchez, Tamara. Abuelas, madres e hijas: La subjetividad femenina en tres generaciones. Revista Cubana de Psicología (La Habana) 13: 84-90, 1996

7. Ibarra, Lourdes. Adolescente en crisis vs. Crisis de la adolescencia. Revista Cubana de Psicología (La Habana) 16 : 100-113, 1999

8. Jacobs, G.A., Phelps, M. & Rohrs, B. Assessment of anger expression in children: The pediatric anger expression scale. Personality and Individual Differences (Estados Unidos) 10 : 59-65, 1989

9. Marsh, H.W., Parada, R.H., & Ayotte, V. A multidimensional perspective of relations between self-concept (Self-Description Questionnaire II) and adolescent mental health (Youth Self-Report). Psychological Assessment (Canadá) 16: 1-27, 2004

10. Posner, M.I. & Rothbart, M.K. Developing mechanisms of self regulation. Development and Psychopathology (Reino Unido) 12: 427-441, 2000

11. Sorin, Mónica. Algunos aspectos del desarrollo moral de la niñez y la juventud en Cuba. Revista Cubana de Psicología (La Habana) 2 : 44-51, 1985


Síntesis curricular del Auto
r

Lic. Yuri Arsenio Sanz-Martínez. ysanz@fh.uho.edu.cu

El licenciado Yuri Arsenio Sanz Martínez, graduado de Psicología de la Universidad de Oriente (2001), es profesor Auxiliar de la Universidad de Holguín, tiene nueve años de experiencia en la Educación Superior y se ha desempeñado durante 5 años como Jefe del Departamento de Psicología, de la Facultad de Humanidades.

Ha impartido docencia de pregrado en la disciplina Psicología del Desarrollo. En postgrado ha impartido cursos relacionados con las competencias sociales y el ajuste escolar de niños escolares primarios, la contribución de la familia y los iguales al éxito académico de los niños escolares, así como la exploración de las diferentes modalidades de expresión de la ira y sus consecuencias sociales y psicológicas.

Ha publicado varios artículos relacionados con estos temas en Revistas electrónicas holguineras (Ciencias Holguín), puertorriqueñas, argentinas y canadienses. Ha participado en numerosos eventos, nacionales e internacionales exponiendo los resultados de estas investigaciones como Convención Intercontinental de Psicología: Hóminis 03 y 05; PsicoCaribe: 03, 05 y 07; Congreso Internacional de la Asociación Latinoamericana de Psicólogos de la Salud: ALAPSA 05; Congreso Internacional: ADOLECA 05 y 08 y ULAPSI 06.Pertenece a la Sociedad de Psicólogos de Cuba y a la Asociación de Pedagogos de Cuba.

Centro de trabajo del autor:
Universidad de Holguín “Oscar Lucero Moya”. Avenida XX Aniversario. Piedra Blanca. Holguín. Cuba.


Fecha de Recepción
: 15 de noviembre 2010

Fecha de Aprobación: 06 de septiembre 2011

Fecha de Publicación: 18 de julio 2012

 


 

 

 


 
 

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.