Revista Electrónica " Ciencias Holguín"
     

Trimestre enero-marzo

Año XIX,  No. I,  Mes enero 2013
ISSN 1027-2127
TITULO: La formación de los estudiantes en aulas pedagógicas
TITLE: Students´ Formation in a Pedagogical Classroom
AUTORES:

Elieser Benítez-Ávila.*elieserba@ucp.ho.rimed.cu

Reymundo Escobar-Lorenzo.** raymundo@ucp.ho.rimed.cu

Alberto P. Leyva-Figueredo.*** albertoleyva@ucp.ho.rimed.cu

Laura L. Mendoza-Tauler.**** laura@ucp.ho.rimed.cu

Institución del autor

* Centro de Estudios de Investigaciones Educacionales (CEIE) Holguín

**
Instituto Preuniversitario Urbano “José Martí Pérez”. Holguín

***; **** Universidad de Ciencias Pedagógicas “José de la Luz y Caballero”.
PAIS:

Cuba

RESUMEN
Se aborda el proceso formativo que se desarrolla en los preuniversitarios para el logro de la preparación de los estudiantes con interés vocacional pedagógico. En este proceso se requiere analizar las características de su formación y la situación existente en la actualidad, además del desarrollo de las prácticas de orientación profesional, aspecto que resulta importante en su formación inicial como futuro maestro, teniendo siempre en cuenta el nivel educacional para el cual se prepara. En la organización de las actividades y su contribución al desarrollo de la preparación pedagógica, se evidencian dificultades que no posibilitan un correcto avance en la formación de los estudiantes, lo que impide el desarrollo en ellos de hábitos y habilidades que requieren en su formación, por lo que se necesita de una mayor dinámica en su organización para garantizar su adecuada preparación.
PALABRAS CLAVES: PREPARACIÓN; PROCESO FORMATIVO; PRÁCTICAS DE ORIENTACIÓN PROFESIONAL;   PREPARACIÓN PEDAGÓGICA.

ABSTRACT
The article deals with the process of formation to foster vocational pedagogical interests in senior high schools students. In this process, it is necessary to analyze the characteristics of the students´ formation and the actual existing situation; as well as developing a professional orientation practice, an aspect of paramount importance in the initial formation of the future teacher. In order to achieve this goal, it is also important to take into account the educational level for which the students are trained. In the organization of the activities and their contribution to the students´ pedagogical preparation, it is evident that there are difficulties which hinder the effective development of their formation, thus limiting the development of habits and abilities required in this process. This accounts for the necessity of a more proficient dynamics in the organization which guarantees their adequate training.
KEYWORDS: PREPARATION; PROCESS OF FORMATION; PROFESSIONAL ORIENTATION PRACTICE; PEDAGOGICAL PREPARATION.

INTRODUCCIÓN
La labor de los maestros ha sido uno de los aspectos de mayor importancia dentro de los avances de la ciencia al permitir, a través de la Educación, la formación del personal calificado mediante la adquisición y solidez del conocimiento, por lo que no se debe hablar de desarrollo económico sin educación. Uno de los problemas fundamentales que se enfrenta hoy es la formación de maestros, los que a su vez requieren de una preparación que responda a las necesidades y condiciones de la sociedad actual. En Cuba, desde el triunfo revolucionario se ha prestado especial atención a este aspecto a lo largo de todo el país. Actualmente este proceso se desarrolla desde la Educación preuniversitaria a partir de las aulas pedagógicas, en las cuales se encuentran los estudiantes que poseen un interés vocacional pedagógico.

En estos centros los estudiantes que manifiestan un interés vocacional pedagógico, reciben el mismo programa de estudio que los demás estudiantes y existe sólo una asignatura que marca la diferencia entre ellos denominada: Teoría y Práctica de la Educación. El programa de esta asignatura tiene como propósito fundamental, llevar a los estudiantes los elementos básicos de las ciencias pedagógicas que requieren para su formación inicial, los cuales les permitirán el desarrollo de hábitos y habilidades necesarios en la labor del maestro como educador. 

MATERIALES Y METODOS
Para adentrarse en la investigación acerca de la formación de los estudiantes que manifiestan interés vocacional pedagógico se han consultado diversos materiales que atienden tanto su proceso formativo, como las prácticas de orientación profesional y preparación pedagógica que llevan a cabo, dichos materiales se corresponden con diferentes publicaciones nacionales e internacionales, algunas de las cuales se consignan en la bibliografía del presente trabajo. En cuanto a los métodos investigativos empleados se destacan la observación participante y no participante, la revisión crítica de documentos, así como el uso del pre-experimento.

RESULTADO DEL TRABAJO
La existencia hasta el curso 2010-2011 de varios Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Pedagógicas (IPVCP) hacía posible un proceso más organizado en función del la preparación permanente de los estudiantes como futuros profesionales de la Educación, que se apoyaba además en el desarrollo de las prácticas de orientación profesional realizadas de forma sistemática y concentrada. Hoy en los preuniversitarios constituye un reto para los docentes, enfrentar la preparación de los estudiantes que se encuentran en aulas pedagógicas, para el desarrollo de las actividades que contribuyen a la formación pedagógica de los mismos. La preparación de estos estudiantes, desde aulas pedagógicas, no ha de provocar una disminución en la calidad de su formación, por lo que las estructuras de dirección y docentes requieren de la preparación necesaria para enfrentar este proceso.
La organización de la de formación de los estudiantes con interés vocacional pedagógico, según han evidenciado los investigadores Escobar Lorenzo, Mendoza Tauler y Leyva Figueredo (2012), se encuentra afectada por:  

  • Insuficiencias en los fundamentos teóricos que norman las bases del trabajo para lograr la formación en los estudiantes de una cultura pedagógica, desde las prácticas de orientación profesional.
  • Dificultades en la concepción teórica de la actividad de práctica de orientación profesional como principal componente del proceso docente educativo, para la formación en los estudiantes de una preparación cultural pedagógica desde la práctica.
  • Carencia de métodos que normen las acciones conjuntas a desarrollar entre los IPVCP y los diferentes centros de enseñanza, para el correcto desarrollo de las prácticas de orientación profesional de forma sistemática y concentrada por parte de los estudiantes.

Estas dificultades detectadas se encuentran en consonancia con otras analizadas en la investigación realizada por Caballero Rodríguez (2009), en la cual se considera que la experiencia adquirida en las relaciones establecidas en estos centros, permite afirmar que aún existen insuficiencias en diferentes aristas, entre las que se destacan:

  • En el establecimiento de las estructuras de dirección.
  • En la selección de los estudiantes que ingresan a estos centros a partir de su orientación vocacional.
  • En la falta de unidad de acción en las acciones del colectivo de profesores.
  • En la falta de sistematicidad en el cumplimiento del Programa de Teoría y Práctica.
  • En el conocimiento del legado pedagógico cubano.
  • En el protagonismo estudiantil en el proceso de aprendizaje.

Resulta importante además analizar que en el proceso de formación de los estudiantes, el docente posee, como un elemento esencial en el desarrollo de cualquier componente del proceso, a la actividad. Pupo Pupo (1990), plantea que la actividad, como forma de existencia, desarrollo y transformación de la sociedad, penetra todas las facetas del quehacer humano y en este sentido posee una connotación filosófica. Se plantea que el hombre se contrapone al objeto de la actividad, como material que debe recibir nueva forma y propiedades, que se transforma de material en producto de la actividad a la vez que se transforma el propio hombre.

El desarrollo de ella, desde las aulas o en cada una de las tareas programadas por el centro, hace que los estudiantes se motiven hacia el aprendizaje de otros contenidos, lo que provoca el surgimiento del nuevo conocimiento. De acuerdo con el principio de la psicología marxista que plantea la unidad entre la personalidad y la actividad, se puede afirmar cuando se habla del conocimiento, que la esfera cognitiva de la personalidad se forma en la actividad, así como también en ella se expresa. Quiere esto decir que la actividad del conocimiento, con todos sus procesos componentes, se
forma y desarrolla en el transcurso de la vida del individuo.

Una de las características esenciales de la pedagogía cubana actual, es el trabajo que se desarrolla encaminado a lograr que el docente, en su labor con el estudiantado para el desarrollo del proceso de aprendizaje, busque los métodos necesarios para que estos aprendan los diferentes contenidos de la forma más factible, tratando de alcanzar su zona de desarrollo próximo, sobre la base de un correcto diagnóstico y su seguimiento continuo, partiendo del afianzamiento de la pedagogía cubana al enfoque  histórico - cultural de Vigotsky.

El desarrollo del conocimiento a través de la actividad hace que este sea aplicado por los estudiantes en la práctica, la que a su vez puede modificar al conocimiento o la actividad en dependencia  de la situación y características de cada individuo, es por ello que los autores consideran que entre éstas existe una relación dialéctica, en la que uno depende del otro o pueden modificarse recíprocamente. Por esta razón, resulta indispensable el accionar del docente en cada uno de estos procesos que favorecen la formación del estudiante, con el propósito de conducir la actividad orientada a la adquisición del conocimiento y su puesta en práctica.

Como parte del desarrollo del proceso formativo, se asume el aporte de Hurruitiner (2009), quien define tres dimensiones del proceso de formación: la instructiva, la educativa y la desarrolladora. Estas por su parte se relacionan con los principios pedagógicos aportados por Addine. (1999), expresados en la vinculación de la escuela con la vida, el medio social y el trabajo en el proceso educativo y en la unidad de lo instructivo, lo educativo y lo desarrollador en el proceso de enseñanza aprendizaje. Estas dimensiones están basadas en el proceso formativo del profesional en la universidad, pero por su importancia y contenido, se es del criterio de que se ajustan, de forma precisa, al proceso formativo de estos estudiantes.

La primera dimensión está relacionada con la idea de que para preparar a los estudiantes es necesario instruirlos, pues sin instrucción no hay formación posible. Esto supone dotarlos de los conocimientos y las habilidades esenciales de su profesión, prepararlos para emplearlas al desempeñarse como tales, en una determinada labor.

La segunda dimensión, correspondiente a la educativa, se relaciona con la formación en los valores. El adolescente que se encuentra en las aulas vive en sociedad y la escuela tiene igualmente la obligación de formarlo para vivir en esa sociedad, para ser un hombre útil, socialmente comprometido con la realidad y apto para actuar sobre ella, transformarla y hacerla más humana y en correspondencia a las necesidades reales del hombre.

La dimensión desarrolladora reside en el vínculo con la práctica del estudiante durante su formación, resulta necesario ponerlo en contacto con el objeto de su profesión, desde el primer año del IPVCP y así lograr el imprescindible nexo con sus modos de actuación; desde sus aspectos más simples y elementales, hasta aquellos más complejos y que demandan mayor nivel de preparación para formar la habilidad de enfrentar creadoramente la solución de los problemas presentados ante cada situación educativa. Sólo de este modo se aseguran las habilidades necesarias para su desempeño profesional.

Al realizar un análisis se puede determinar que detrás de esta idea hay un principio básico de la formación, el vínculo entre la teoría y la práctica, el cual si no se establece, el estudiante no será capaz de comprender adecuadamente la necesidad de cada una de las materias estudiadas, asimilando sus contenidos desde una perspectiva teórica, sin relación con la actividad laboral. Ello, con el tiempo, provoca la falta de motivación hacia la profesión pedagógica e impide que el estudiante se convierta en un agente activo y consciente de cambio social.

Caballero (2009), considera que en la actualidad la formación de los estudiantes se ha convertido en el centro de atención de los estudios pedagógicos considerándola como un proceso, una función o capacidad evolutiva, como una actividad que tiene como máxima pretensión el desarrollo de las potencialidades del individuo. En las concepciones actuales de la educación preuniversitaria se asume como formación integral y diferenciada del estudiante, aquella capaz de promover que participe de forma activa en su proceso de crecimiento personal a partir de sus relaciones con los otros y desde una posición reflexiva y autoreflexiva.

Los autores consideran que la práctica pedagógica con los estudiantes con intereses vocacionales pedagógicos, constituye un medio de partida para el amplio desarrollo de habilidades pre profesionales. Sin embargo a pesar de las transformaciones realizadas, aún no son suficientes los elementos del conocimiento filosófico, sociológico, psicopedagógico, metodológico e investigativo transmitidos a los estudiantes, por lo que existe una carencia en este aspecto. Además se debe tener en cuenta lo planteado en la investigación realizada por López Medina y otros (2009), cuando expresan que la orientación profesional debe ser un aspecto prioritario en el trabajo de estos centros, tanto para los estudiantes de su matrícula como para el resto de los centros de la comunidad, entendiéndose esta como una relación de ayuda que se establece para facilitar el proceso de desarrollo de su identidad profesional, lo cual se expresa mediante el sentido profesional de pertenencia a una profesión, que incluye la concepción del sujeto sobre la carrera, los intereses profesionales y el desempeño profesional en los diferentes contextos de actuación como maestro. Todo ello es el resultado del proceso de profesionalización. Lo antes expuesto, se logra a través del establecimiento de metodologías que permitan una mayor integración de los elementos pedagógicos dentro del proceso docente educativo en estos centros.

Caballero (2009), considera que la experiencia adquirida en las relaciones establecidas en estos centros permite afirmar que aún existen insuficiencias en diferentes aristas, entre las que se destacan:

  • Falta de sistematicidad en el cumplimiento del Programa de Teoría y Práctica.
  • Pobre conocimiento del legado pedagógico cubano.
  • Escaso protagonismo estudiantil en el proceso de aprendizaje.

Estas insuficiencias evidencian que existen carencias en la organización establecida para el desarrollo del proceso docente educativo, son deficientes las orientaciones necesarias para su correcta implementación o no se cumple con las indicaciones establecidas.

Los investigadores López Medina y otros (2009), consideran que el proceso pedagógico que se desarrolla en los IPVCP debe tener como uno de sus principios el enfoque profesional pedagógico del sistema de influencias educativas, que consiste en que todas las acciones que se desarrollen deben educar, e intencionalmente revelar al estudiante su concepción, para que se conviertan en modelos de actuación pedagógica como futuros profesionales de la educación, lo que debe diferenciarlos de los que se forman en los restantes preuniversitarios.

Las investigaciones revisadas, van más a la forma organizativa del proceso o la preparación de las estructuras de dirección, que al proceso formativo de los estudiantes desde el punto de vista de la preparación pedagógica general que reciben. En las deficiencias expuestas por otros investigadores, no se ha podido evidenciar en medida significativa, que se manifiesten de forma precisa las carencias existentes en estos centros, en los temas referidos a la transmisión de los elementos de las ciencias pedagógicas, que en estrecho vínculo con todas las actividades que se desarrollan en la escuela, deben contribuir a fomentar el interés de los estudiantes por el conocimiento de las tradiciones pedagógicas, además de incrementar su motivación hacia la profesión, aspecto que debe ser un eje transversal en cada uno de los procesos que en este tipo de centros se desarrollan y de elevar la preparación que poseen. Por otro lado son escasas las investigaciones realizadas en función de perfeccionar las prácticas de orientación profesional y su contribución al desarrollo cultural pedagógico en el estudiantado, mediante las acciones que permitan perfeccionar el proceso de formación laboral en el preuniversitario.

La experiencia alcanzada en la escuela ha permitido trazar un mayor trabajo hacia la profundización de los conocimientos y la preparación de los docentes y estudiantes en cada una de las asignaturas de las diferentes áreas del conocimiento. Los esfuerzos realizados de conjunto con la orientación, seguimiento y control por parte de las estructuras de dirección a cada una de las diferentes actividades que se desarrollan y los resultados alcanzados por los estudiantes en los exámenes de todas las asignaturas, han posibilitado un mayor nivel en la preparación alcanzada por parte de los estudiantes desde el punto de vista instructivo, a la vez que se fortalecen en lo educativo. Sin embargo aún no es comprendido por los docentes y Consejo de Dirección que el objetivo fundamental es la formación de los estudiantes basada en el conocimiento de los aspectos fundamentales de las ciencias pedagógicas y el legado histórico de sus grandes personalidades, que permita elevar cada vez más el interés vocacional de los estudiantes hacia la profesión y su desempeño en las diversas escuelas de todas las enseñanzas donde estos desarrollan las prácticas de orientación profesional, formando en ellos una cultura pedagógica.

Los docentes de Teoría y Práctica de la Educación, como eje central que ha de trazar las líneas de la formación pedagógica de los estudiantes en estos centros, constituyen los principales responsables de la planificación, organización y control de las prácticas de orientación profesional que realizan los estudiantes. Estas prácticas tienen entre sus primordiales objetivos la interacción sistemática de los estudiantes con el desarrollo del proceso pedagógico en los diferentes niveles de enseñanza que componen la Educación General del Sistema Nacional de Educación, y establecen el vínculo entre la teoría y la práctica, desde los conocimientos que reciben los estudiantes en las clases y en especial a partir de esta asignatura.

En el desarrollo de las prácticas de orientación profesional, la dirección de cada uno de los centros educacionales de práctica tiene la responsabilidad de prestar la mayor atención a los estudiantes con interés vocacional pedagógico, con el objetivo de garantizar un adecuado desarrollo de las actividades, de forma que permitan el cumplimiento de sus propósitos.  Para que las prácticas favorezcan la formación en los estudiantes de una cultura pedagógica, se deben organizar de forma adecuada las actividades a desarrollar en cada una de ellas.

La práctica es actividad material adecuada a fines. Sus momentos material, transformador y consciente se funden en una unidad dialéctica, pero ella misma como sistema está determinado objetiva y materialmente por la realidad natural y social en que transcurre la acción humana. En la compresión científica de ella es imposible soslayar el determinismo dialéctico-materialista. El hombre hace la historia, humaniza la naturaleza, cada día con su acción transformadora enriquece y amplía su objeto de conocimiento, pero en dependencia de leyes objetivas.

La práctica es fundamento, fin y criterio objetivo del conocimiento. Estas tres funciones las ejerce la práctica en la medida en que media todo el proceso del conocimiento en la aprehensión de la verdad objetiva. Las necesidades prácticas constituyen la fuerza motriz que impulsa y determina la actividad cognoscitiva. Por tal razón el papel que juegan los profesores y el Consejo de Dirección de cada una de las escuelas de práctica es fundamental para el logro de la formación de los estudiantes.

La observación a las diferentes actividades que se desarrollaron como parte del proceso docente educativo, con énfasis en las clases y las prácticas de orientación profesional sistemáticas y concentradas, permitió determinar que la preparación recibida por los estudiantes todavía presenta dificultades, por lo que estos, en ocasiones, no saben emplear de forma eficiente las horas destinadas a las prácticas o no manifiestan una correcta actuación durante las mismas. Generalmente, carecen de un orden lógico de acciones y son preparadas y orientadas  días antes de que el estudiante se dirija a ellas, elementos que no posibilitan que la actividad se realice con la mayor efectividad para el propio estudiante, aunque se logran calidad y disciplina durante las mismas.

De forma similar, la observación realizada al desarrollo de algunas prácticas de orientación profesional, permitió determinar que los Consejos de Dirección de las escuelas de práctica no poseen una orientación coherente para el desarrollo de las mismas. Por tales razones se evidencia que estas se organizan de diferentes formas en cada una de las escuelas de práctica, en dependencia del interés que le asignen  los Consejos de Dirección y, en muy pocos casos, se desarrollan actividades por parte de cada centro que permitan una mayor contribución al desarrollo cultural pedagógico de los estudiantes de la brigada pedagógica.

Es indispensable el análisis de los aspectos que constituyen las causas de las dificultades existentes para potenciar las posibles vías de solución al problema, razón por la cual el proceso de formación del estudiante ha de poseer una correcta estructuración para lograr su correcta preparación a partir de su vinculación con las prácticas de orientación profesional, que le posibilite un amplio desarrollo de habilidades pedagógicas y la profundización durante los estudios universitarios, aspectos que deben potenciar la graduación de un profesional del sector cada vez más preparado.

CONCLUSIONES
Los análisis realizados a través de la investigación han permitido determinar que los estudiantes con orientación vocacional pedagógica necesitan en su formación de una mayor preparación en el orden pedagógico a través de las prácticas de orientación profesional, que permita la salida a los contenidos de las ciencias pedagógicas y el desarrollo de habilidades en este sentido, partiendo de una mayor organización y orientación a través de la asignatura Teoría y Práctica de la Educación, que a su vez permita la vinculación teoría-práctica mediante el cumplimiento de las relaciones sujeto-objeto, sujeto-sujeto y el desarrollo de la actividad, como mediadora en el proceso de formación laboral. La formación del profesional de la educación desde el preuniversitario, requiere de un nuevo enfoque de las prácticas de orientación profesional que haga posible el logro de una preparación cada vez más creciente y de acuerdo con las necesidades actuales de la sociedad.

 BIBLIOGRÁFÍA

  1. Addine, Fátima y García, Gilberto. La integración, núcleo de las relaciones interdisciplinarias en la formación de profesionales de perfil amplio. Una propuesta Curso 4, Congreso “Pedagogía 99”. La Habana: Ed. MINED, 1999.
  2. Avedaño, Rita y Minujín, Alicia. Hacia una escuela diferente. La Habana: Ed. Pueblo y Educación,1987.
  3. Bermúdez Moreno, José. “Psicología de la personalidad: área de estudio y teoría”, En Psicología de la personalidad. Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia, Ed. Universitaria, 1994. p. 17-38.
  4. Caballero Rodríguez, Ana. La formación integral en los Institutos Preuniversitarios vocacionales de Ciencias Pedagógicas. Evento de Pedagogía, Simposio No. 16. La Habana: Soporte digital, 2009.
  5. Colectivo de autores. El papel del educador popular en los procesos de formación y participación popular. México: Ed. Trillas, 1990.
  6. Escobar Lorenzo, R. La preparación cultural pedagógica en los estudiantes de los IPVCP. Holguín: Material digital. 2011.
  7. Garcia, Gilberto; Caballero, Elvira. Programa de Teoría y Práctica de la Educación. La Habana: Versión digital, 2006.
  8. Gómez Betancout, Mauro (et. al). Caracterización de las carreras pedagógicas. Una esfera de los egresados del preuniversitario. Holguín: Versión digital 1995, p. 70- 75.
  9. Horruitinier Silba, P. “El proceso de formación en la universidad cubana”. En Revista Pedagogía Universitaria. Vol. XI, no 3, La Habana: Ed. MES, 2006, p. 1-14.
  10. Leontiev, A. N. Actividad, conciencia, personalidad. La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1981.
  11. López Medina, Francisco y otros. Estrategia para implementar las transformaciones en los IPVCP de la provincia Holguín. Evento de Pedagogía, Simposio No. 16. La Habana: Soporte digital, 2009.
  12. Mendoza Tauler, Laura. Modelo para la dinámica de la motivación en el proceso docente educativo. Tesis presentada en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. Santiago de Cuba, 2001.
  13. Pupo Pupo, R. La actividad como categoría filosófica. La Habana: Ed.Ciencias Sociales, 1990.
  14. Villalón García, Giovanni. La lúdica, la escuela y la formación del educador. La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 2006.

Síntesis Curricular de los Autores

Lic. Elieser Benítez-Ávila.elieserba@ucp.ho.rimed.cu Profesor de preuniversitario, colaborador del Centro de Estudio e Investigaciones Educativa, su Línea de investigación es la formación docente con énfasis en el trabajo político en estudiantes y docentes

M. Sc. Reymundo Escobar-Lorenzo. Director del IPU José Martí Pérez.
Dirección Electrónica. raymundo@ucp.ho.rimed.cu

Dr.C. Alberto P. Leyva-Figueredo, Profesor Titular. Director del Centro de Estudios para la dirección de la formación laboral de niños, adolescentes y jóvenes educación de la U.C.P."José de la Luz y Caballero" de Holguín.
E-mail:  albertoleyva@ucp.ho.rimed.cu

Dr.C. Laura L. Mendoza-Tauler, Profesora Titular. Directora del Centro de Investigaciones Educativas de la U.C.P."José de la Luz y Caballero" de Holguín.
laura@ucp.ho.rimed.cu

 

Fecha de Recepción: 29/10/2011

Fecha de Aprobación: 01/11/2011

Fecha de Publicación: 17/01/2013

 

 


 
 

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.