Revista Electrónica " Ciencias Holguín"
     

Trimestre enero-marzo

Año XIX,  No. I,  Mes enero 2013
ISSN 1027-2127
TITULO:

Tratamiento de la información en tesis de Maestría; estudio de caso

TITLE:

Information ProcessingMaster Thesis; case study

AUTORES:

M.Sc. Bárbara M. Carvajal-Hernández. bcarvajal@ucp.cm.rimed.cu

Dr.C. Isidro E. Méndez-Santos.imendez@ucp.cm.rimed.cu

Institución de los Autores Universidad de Ciencias Pedagógicas “José Martí”. Camagüey.

PAIS:

Cuba

RESUMEN
Se presentan los resultados de un estudio bibliométrico realizado a las tesis de Maestría en Educación Ambiental, impartida por la Universidad de Ciencias Pedagógicas “José Martí”. Se realizó de forma manual y con predominio del método de análisis documental, lo cual permitió contabilizar las citas, referencias y notas empleadas, a la vez que se tomó en consideración la procedencia geográfica e idioma de los autores citados. Los resultados evidencian que no se explotan todas las potencialidades que ofrece el uso del aparato crítico (citas, referencias y notas aclaratorias) y que es insuficiente la calidad del asentamiento bibliográfico. Al profundizar en las causas, se comprobó que no se acciona sistemáticamente para desarrollar la capacidad de manejar estilos y formas de comunicación. Se recomienda potenciar, desde todos los ámbitos del currículum, el desarrollo en los maestrantes de habilidades y competencias relativas al procesamiento y comunicación de la información científica.
PALABRAS CLAVE: BIBLIOMETRÍA; MAESTRÍA EN EDUCACIÓN AMBIENTAL; REDACCIÓN CIENTÍFICA.

ABSTRACT
The paper presents a statistical account of consulted bibliography, book references and notes in the total number of theses resulting from Environmental Education Master Degree Program of “Jose Martí” College of Education. Manual processing of documents was predominant. The statistics includes citations, references and notes, together with author’s geographical and language distribution. The results were contrasted to bibliographic processing training actions included in the curriculum. The study pointed out training shortcomings in citing, making references, and using footnotes. The causes are attributed to lack of systematizing in training in scientific writing and reference skills. The inclusion of such training in the curriculum is recommended. 
KEY WORDS: BOOK REFERENCES; ENVIRONMENTAL EDUCATION MASTER DEGREE PROGRAM; SCIENTIFIC WRITING.

INTRODUCCIÓN
Los estudios bibliométricos permiten evaluar el rigor con que en las memorias científicas originales se tienen en cuenta los referentes utilizados para la caracterización epistemológica de sus respectivos objetos de investigación. En consecuencia, constituyen una herramienta para la evaluación de los procesos en la educación de postgrado.
La Maestría en Educación Ambiental es un programa de formación académica de posgrado, autorizado originalmente para el entonces Instituto Superior Pedagógico (actualmente Universidad de Ciencias Pedagógicas) “José Martí” de Camagüey, en el año 2001. Actualmente ha concluido dos ediciones y está por terminar la tercera. En el año 2011 fue sometida a un proceso de evaluación externa y le fue otorgada por la Junta de Acreditación Nacional, la condición de Programa Ratificado.
Una descripción detallada de la concepción de la maestría, de su posición dentro del sistema de formación postgraduada en educación ambiental establecido por la Universidad de Ciencias Pedagógicas “José Martí”, así como de los fundamentos epistémicos que respaldan la formación de educadores ambientales con este programa, han sido expuestos anteriormente por Méndez (2007, 2008 y 2009), Méndez y Loret de Mola (2010). Sin embargo, a los efectos del tema que se tratará en esta ocasión, es necesario destacar dos elementos fundamentales:
1- A diferencia de otras universidades de ciencias pedagógicas cubanas, donde se forman educadores ambientales para trabajar en el ámbito de la institución escolar, en este caso, se les prepara para desempeñarse en todo escenario en que se lleve a cabo procesos en esa dirección, por vías formales y no formales.
2- El programa, concebido como parte de la formación académica de posgrado, tiene como fin, garantizar la adquisición de una alta competencia profesional y avanzadas capacidades para la investigación y la innovación (Ministerio de Educación Superior, 1996). 
Se aspira a que el máster formado por el programa, se caracterice por desarrollar su actividad creativa, en correspondencia con lo que García y Addine (2007) definen como cualidades de un profesor investigador: reflexivo, competente, crítico; que entienda el aprendizaje como descubrimiento, redescubrimiento y búsqueda de soluciones para las demandas de la práctica educativa existente en su entorno cotidiano. Debe ser capaz, también, de acortar la brecha existente entre su formación y las exigencias siempre crecientes a su desempeño profesional (Fragas y Herrera, 2007), de utilizar la actividad científica como elemento dinamizador de la profesión y de enriquecer, con su actuación, un saber en permanente construcción y reconstrucción, tanto en lo referido a su componente pedagógico como ambiental.
Por su parte, el patrón de calidad de maestrías, establecido por la Junta de Acreditación Nacional (2009) declara explícitamente que el currículo debe desarrollar la capacidad para asimilar, generar y difundir conocimientos, mediante el empleo de las tecnologías de la información y las comunicaciones y del manejo de información científica en lenguas extranjeras que sean relevantes para el área del conocimiento; contribuir al desarrollo de aptitudes, actitudes, normas, lenguajes, formas de comunicación y otras expresiones de la cultura científica y de la profesión.
Por tanto, la investigación, que constituye un requerimiento de toda construcción curricular (véase Lanuez y Pérez, 2007; López 2007), se asume en este caso, además, como eje de articulación del programa. Prácticamente, todas las actividades que dentro del currículo y en paralelo a él se organizan, la expresan y la promueven en su sentido más amplio, es decir, como proceso orientado a la producción de nuevos conocimientos, cuyos resultados pueden expresarse en forma de comunicaciones académicas, innovaciones metodológicas, formulación de tecnologías sociales y análisis de casos, entre otras.
El tratamiento de la información y la comunicación de resultados, forman parte entonces de un amplio sistema de contenidos acerca de la investigación educativa que deben ser dominados por el egresado, cualidades señaladas por Castellanos, Llivina y Fernández (2007) como, componentes de la competencia investigativa del profesional de la educación.
En correspondencia con las aspiraciones formativas señaladas en párrafos anteriores, el programa asume a las tesis como forma de culminación de estudios y prevé la asignación de créditos adicionales por la publicación de artículos en revistas de reconocido prestigio y la presentación de resultados en eventos científicos. La socialización de textos por esta vía constituye espacio adecuando y momento propicio para valorar el dominio de las habilidades y competencias requeridas para el manejo de la información alcanzado por el maestrante, el rigor teórico - metodológico con que se desempeña al respecto y su nivel de conocimiento del estado del arte nacional e internacional con relación a los temas abordados.
No obstante, durante el proceso de evaluación externa a la maestría, se detectaron incoherencias en el cumplimiento de las normas de redacción, presentación y evaluación de la memoria escrita de las tesis, lo cual debe generar, a su vez, la planificación de acciones de mejoras, orientadas a fortalecer el sistema de trabajo metodológico con vistas a asegurar la preparación del claustro de profesores y tutores, para lograr los resultados esperados.
Sin embargo, dado que el señalamiento realizado por la Junta de Acreditación Nacional (2011) se limita a llamar la atención sobre una insuficiencia que sólo describe en términos genéricos, se impone un diagnóstico exhaustivo del tratamiento que se le ha dado a la información en aquellos documentos en que se socializan resultados asociados a la maestría, como paso previo a la planificación de las acciones previstas en el plan de mejoras. Para realizar un estudio de ese tipo, necesariamente hay que acudir a la Bibliometría, una de las denominadas ciencias de la información.  
La Bibliometría describe, cuantitativa y cualitativamente, los procesos de comunicación escrita, utilizando métodos matemáticos y estadísticos para realizar valoraciones de los medios en que se divulgan resultados de la investigación científica y de la información que estos contienen. Es la técnica más objetiva para medir la calidad con que se socializan los aportes de la ciencia y la tecnología, a la vez que una importante herramienta de diagnóstico, imprescindible para el perfeccionamiento de los productos informativos (cfr. García y Sotolongo, 1995).   
En la presente contribución se socializan los resultados de un estudio bibliométrico realizado a las tesis de la Maestría en Educación Ambiental, se profundiza en las causas de las dificultades detectadas y se proponen acciones de mejoras para perfeccionar la calidad del proceso de culminación de estudios en dicho programa.

MATERIALES Y MÉTODOS
1) Para el estudio bibliométrico.
De las tres formas de socialización de los resultados científicos derivados de la Maestría en Educación Ambiental, previstos por el programa (presentación en eventos, publicación de artículos en revistas especializadas y la tesis), se escogió la tercera para realizar el estudio bibliométrico, por ser la única que tiene carácter obligatorio y aporta, por tanto, un material de análisis suficientemente representativo. 
Para el estudio bibliométrico, se tomó una muestra de 50 tesis, pertenecientes a las dos primeras ediciones, elegidas al azar. Se evaluaron los siguientes indicadores bibliométricos:
- Sobre aparato crítico: citas, referencias y notas por tesis, teniendo en cuenta para las dos primeras el idioma en que está escrito el documento, la tipología de fuente y los soportes. 
- Sobre la bibliografía: cantidad de asientos por tesis, teniendo en cuenta el idioma en que está escrito, la tipología de fuente, los soportes y la actualidad de la bibliografía.
- Sobre las autorías: procedencia geográfica de los autores consultados y los más citados entre ellos.
El estudio se realizó de forma manual y con predominio del método de análisis documental. Los resultados se evaluaron cualitativa y cuantitativamente. Se registraron y confrontaron las principales regularidades detectadas con relación al tratamiento de la información. De cada uno de los indicadores evaluados, se calcularon los totales por edición y el valor promedio por tesis. Se establecieron comparaciones entre la primera y segunda edición de la maestría. 

2) Para el análisis del proceso, con el fin de develar causas de las dificultades diagnosticadas.    
Se partió de la experiencia de los autores (especialmente del segundo), en la planificación y conducción del proceso educativo de la maestría y de observaciones registradas a lo largo de las dos primeras ediciones de la misma. Los resultados del estudio bibliométrico fueron discutidos con el Comité Académico, con la planta de profesores y tutores del programa, así como con una muestra del 39 % de los egresados. Se consultó también a todos los docentes de la Dirección de Información Científico Técnica de la Universidad de Ciencias Pedagógicas “José Martí”, que ofrecen servicios especializados a la enseñanza de postgrado. 

RESULTADOS DEL TRABAJO
El estudio realizado permitió una valoración general del tratamiento que se le ha dado a la información en las tesis de la Maestría en Educación Ambiental y detectar un grupo de aciertos e insuficiencias en la memoria escrita. La presente contribución profundiza especialmente en las segundas, dado que reflejan deficiencias en la formación del egresado y constituyen un punto de referencia para identificar las principales causas que las determinan y proponer acciones de mejora que pudieran ser implementadas por el Comité Académico.  

El estudio bibliométrio.
El estudio bibliométrico abarcó el uso y manejo del aparato crítico, la actualidad de la bibliografía y la calidad del asentamiento bibliográfico.
Con relación al aparato crítico.
Aunque existen varios criterios al respecto, para el presente estudio se asumió la definición de aparato crítico que ofrece Sabino (1994), quien lo considera como el conjunto de citas, referencias y notas aclaratorias que es preciso incluir en un trabajo, para dar cuenta de los aportes bibliográficos sobre los que el mismo se apoya.
Las citas identifican, en el escrito científico, aquellas fuentes que sirvieron de sustento teórico – conceptual para realizar valoraciones críticas, declarando explícitamente los elementos de comparación (de forma textual, parafraseándolos o aludiendo a ellos de alguna manera). Las referencias están destinadas a identificar a los investigadores cuyos conceptos, métodos, técnicas u otros aspectos, inspiraron o fueron usados por el autor para el desarrollo de su propia obra, sin declarar de forma explícita para qué le sirvió, por lo que puede ser interpretada como una invitación al lector para acercarse a esos documentos, en caso de que necesite profundizar o ampliar su conocimiento al respecto. Por su parte, las notas tienen por objetivo, ampliar, completar o desarrollar una idea y aparecen, por lo general, a pie de página o al final del texto, para no interrumpir el desarrollo fluido del discurso.

El aparato crítico, en general, permite la verificabilidad y publicidad de las fuentes, posibilita su control y en consecuencia, la crítica de su utilización; es una forma de demostrar que el texto es resultado de una investigación, sometida al juicio abierto de otros y no una acumulación de idea más o menos organizadas alrededor de un tema.

En la Tabla 1 se muestra un análisis cuantitativo de los elementos referidos al aparato crítico constatados en las tesis. No sólo se calculó, por ediciones, el total de cada uno de estos recursos utilizados en las memorias escritas, sino también la cantidad promedio por tesis y la proporción de estas últimas en que cada una fue utilizada. Al valorar estos datos se aprecia que:  

Tabla 1: Análisis cuantitativo de las citas, notas y referencias.

Edición

Citas

Referencias

Notas

Total

Tesis

Total de Citas

Tesis

Total de Referencias

Tesis

Total Notas

Tot.

%

Tot.

%

Tot.

%

1era.

28

100

1 055 (38 / tes.)

21

75

790 (28 / tes.)

18

64

19 (0,7 / tes.)

1 864 (67/tes.)

2da.

13

59

477 (22 / tes.)

13

59

516 (28 / tes.)

13

59

45(2,05/ tes.)

1 038 (47/tes.)

Total

41

82

1 532 (31 / tes.)

35

70

1 306 (26 / tes.)

31

62

64 (1.2 / tes.)

2 902 (58/tes.)

- Es insuficiente la utilización que se hace, en general, del aparato crítico. Resulta notorio que aproximadamente el 20 % de las tesis no utiliza citas y un 30 % no usa referencias. El promedio con que se emplea, alguno de estos elementos (citas, referencias y notas) en cada una de ellas, es de 58, cifra que resulta sumamente baja, si se tiene en cuenta que la cantidad media de obras asentadas en la bibliografía es de 82 (véase Tabla 3), por lo que se puede inferir, al menos indirectamente (descontando el hecho de que una misma obra puede ser citada más de una vez), que el 22 % de la mismas no se utiliza como respaldo científico de los elementos que se discuten.
- Existe una tendencia a utilizar más las citas que las referencias, lo cual llama la atención, porque si bien, la lógica indica que la cientificidad de una obra queda demostrada por la invitación que hace al lector a confrontar sus resultados con los obtenidos por autores precedentes, para ello no es necesario reproducir de forma textual o parafrasear las contribuciones de estos últimos, lo cual sólo se hace de manera excepcional. La regularidad descrita constituye uno de los elementos que contribuye a que se manifieste un estilo predominantemente electivo (y hasta cierto punto ecléctico), en detrimento del argumentativo.
- Predomina el uso de las citas textuales y parafraseadas, en detrimento de otras variantes como las de conferre (confróntese), citas de citas y autocitas, que prácticamente no han sido utilizadas en las tesis.
- Prevalecen las citas referidas a las aristas más generales de las investigaciones, en especial las relacionadas con temas filosóficos, sociológicos o vinculados a la voluntad política del país para enfrentar los problemas ambientales; a la vez, escasean las orientadas a las especificidades del contenido tratado en las tesis. Ello explica, entre otras cosas, por qué los autores más citados en la segunda edición sean José Martí y Fidel Castro.
- El 5 % de las citas y referencias en el cuerpo de la tesis, no están respaldadas por un asentamiento en la bibliografía, ni en un apartado específico dedicado a tal fin.   
- Independientemente del estilo seguido, el asentamiento del 17 % de las fuentes citadas entorpece su recuperación, por la omisión de datos esenciales, distorsión en la descripción o falta total de correspondencia con el documento comentado en el texto.
- No se explotan suficientemente las potencialidades que tiene el uso de notas para logar la claridad y coherencia del texto científico, evadiendo saltos, digresiones, etc. Durante la investigación, fue posible inferir la marcada influencia del tutor, en la elección por el maestrante de este recurso para las tesis.    
- Se aprecia una sensible afectación en el rigor con que se usó y manejó el aparato crítico en la segunda edición, en comparación con la primera. 

La Tabla 2 muestra un análisis cuantitativo de las fuentes de las cuales provienen los documentos citados o referenciados en las tesis y el idioma en que los mismos están escritos. Se asumió el esquema de clasificación de las fuentes de información que aparece en Ferrer et al. (2011). En el rubro de cursos, se cuantificaron los materiales de estudios elaborados para acciones de postgrado y/o capacitación. Por su parte, el indicador comunicaciones en congresos, registra las ponencias presentadas y publicadas en las memorias de eventos científicos. Se asumió como documentos oficiales a los pronunciamientos derivados de reuniones internacionales en que se han discutido temas relacionados con el medio ambiente y la educación ambiental, así como los emitidos por distintas entidades del Estado (leyes, decretos leyes, estrategias, planes de acción, planes y programas de estudio, etc.). No sólo se calculó, por idiomas y clases, el total de alusiones a los mismos en las memorias escritas, sino también la cantidad promedio por tesis y la proporción de estas últimas en que cada modalidad fue utilizada.

Tabla 2: Análisis cuantitativo del soporte sobre el cual fueron consultados los documentos citados o referenciados.

Edición

No. 1

No. 2

Total

Idioma

Español

Inglés

Español

Inglés

Portugués

Citas y referencias

Tesis

Tot.

/ tesis

Tot.

%

Libros

1 105

92

745

51

1

1 994

40

50

100

Revistas

250

-

155

-

-

405

8

17

34

Tesis

Doctorados

72

-

64

-

-

136

3

18

36

Maestrías

73

-

10

-

-

83

2

14

28

Cursos

11

-

15

-

-

26

0,5

10

20

Com. en congresos.

52

-

33

-

-

85

2

16

32

Docum. Oficiales

109

-

-

-

-

109

2

50

100

Total

1 672

92

1 022

51

1

2 838

-

-

-

Durante el proceso investigativo, pudo apreciarse que los maestrantes no siempre  han reconocido la autoría de las ideas que toman de otras fuentes para su tesis. Ello, como es lógico, constituye una variable ajena que no pudo ser controlada en el estudio bibliométrico pero, no obstante a ello, el análisis de los resultados expuestos en la Tabla 2, permite valorar que:    
- Son escasas las fuentes citadas o referenciadas que se toman de fuentes escritas en un idioma distinto al español. Las tesis hacen mención a este tipo de obras, sólo a modo de referencia y tomadas de documentos redactados en inglés (excepcionalmente en portugués). Producto de ello, no se está haciendo adecuada utilización de un rico caudal de información que, sobre temas de medio ambiente y educación ambiental, circula internacionalmente en otras múltiples lenguas. 
- La modalidad de fuente más usada en las citas y referencias son los libros, aunque estos son consultados en diverso formato. Llama la atención, porque no es esta la fuente en que socializa con mayor inmediatez los resultados de más impacto, ni tampoco la que, al menos en el caso de la Maestría en Educación Ambiental, cubre el más amplio espectro de la producción científica relacionada con el programa y pocas veces recoge información relativa a los aportes realizados en el ámbito local.  
- Es realmente escaso el número de citas y referencias que se hacen de publicaciones seriadas. Se pierde, por esta vía, la posibilidad de utilizar una parte importante de los antecedentes de mayor impacto científico, tanto en la fundamentación teórica como en la discusión de los resultados.  
- Es preocupante la escasa utilización de citas y referencias tomadas de tesis de maestría y doctorado defendidas con anterioridad. Ello pone en duda que se estén incorporando, en la medida necesaria, experiencias obtenidas en investigaciones que, por haberse realizado también como parte de la culminación de estudios en otras acciones de formación académica de postgrado (incluidos las del propio programa), resultan de mayor utilidad para el maestrante.
- Es totalmente insignificante el número de citas y referencias que se hacen de conferencias, comunicaciones en congresos y documentos oficiales. No se encontró ninguna tomada de un sitio Web. Esta situación adquiere una connotación de mayor significado, por tratarse de una maestría en educación ambiental, área del conocimiento en la cual circula un apreciable volumen de información relacionado con: importantes eventos científicos que se realizan anualmente (en los que participan investigadores de gran renombre dentro de su especialidad), pronunciamientos derivados de reuniones internacionales en que se han discutido temas relacionados con el medio ambiente, así como documentos emitidos por distintas entidades estatales, en los que se plasma la política ambiental de cada país. Muchas de estas fuentes aparecen asentadas en la bibliografía de las tesis, pero la información que contienen no se incorpora a la argumentación, mediante una adecuada utilización del aparato crítico.
- También los rubros cuantificados en la Tabla 2, reflejan que el rigor con que se usó y manejó el aparato crítico en la segunda edición se vio sensiblemente afectado, en comparación con la primera. 
Con relación a la bibliografía y el asentamiento bibliográfico.
En la Tabla 3 se muestra un análisis de la tipología de documentos asentados en la bibliografía de las tesis. Con relación a las fuentes, se asumió el criterio seguido para la valoración de las citas y referencias, expuesto en párrafos anteriores, pero se agregaron las clases de videos, atlas y manuscritos, que no estuvieron presentes en el aquel. Las tres están reconocidas como géneros independientes en el esquema de clasificación establecido por Ferrer et al., (2011), aunque resulta necesario aclarar que la tercera, se reservó para aquellos títulos con limitado número de páginas, inéditos y que no clasifican en las restantes categorías. En lo que respecta a los soportes en que fueron consultados estos materiales, se consideró como digitalizado a todo aquel que se recuperó como documento independiente y que, por tanto, no puede ser incluido en ninguna de las restantes variantes.  
 
Tabla 3. Análisis cuantitativo de la tipología de documentos asentados en la bibliografía.

 

Impresos

CD ROM

S. Web

Sop. Dig.

Total

Ed. 1

Ed. 2

Ed. 1

Ed. 2

Ed. 1

Ed. 2

Ed. 1

Ed. 2

Libros

2 018

708

24

17

69

26

84

8

2 954 (59/tesis)

Publicaciones seriadas

513

140

1

1

22

7

20

1

705 (14/ tesis)

Tesis

Maestría

83

48

-

1

-

-

-

1

133 (3 /tesis)

Doctorado

39

12

-

-

-

-

4

-

55 (1 /tesis)

Conferencias

43

8

-

-

1

-

-

-

52 (1 /tesis)

Com. en eventos cient.

37

11

-

-

7

-

-

-

55 (1 /tesis)

Documentos oficiales

69

45

-

-

5

-

-

-

119 (2 /tesis)

Cursos

10

1

-

-

-

-

-

-

11 (0,1 /tesis)

Videos

-

-

-

-

-

-

-

1

1 (0,02 /tesis)

Atlas

-

1

-

-

-

-

-

-

1 (0,02 /tesis)

Manuscritos

9

-

-

-

-

-

-

-

9 (0,2 /tesis)

Total

2 821
101/tesis

974
44/tesis

25
0,9/tesis

19
0,9/tesis

104
3,7/tesis

33
1,5/tesis

108
4/tesis

11
0,5/tesis

4 09582 /tesis

Total

3 795
76 / tesis

44
0,9 / tesis

137
2,7 / tesis

119
2,3 / tesis

Al valorar los resultados expresados anteriormente, es posible establecer las regularidades siguientes:    
- Los maestrantes se muestran propensos a incorporar a la bibliografía obras cuyo contenido no discuten en la memoria escrita. La cantidad de fuentes asentadas es 31 puntos porcentuales superior al total de citas y referencias constatadas en las tesis, lo cual confirma una tendencia ya discutida en el análisis de la Tabla 1. 
- Se constató también que el 4 % de las obras citadas o referenciadas no fueron incorporadas a la bibliografía.
- La tipología de documento que acumula un mayor número de asentamiento son los libros (algo que confirma la tendencia observada en las citas y referencias). Es evidente, además, que estos son consultados en todos los soportes posibles, aunque predomina el uso de la variante impresa, lo cual no parece lógico si se tiene en cuenta la proliferación que han alcanzado las obras que circulan por vía digital. Esto hace pensar que, en la descripción de las fuentes que se hace en la bibliografía, no siempre se declaran todos los elementos que permitan su recuperación posterior.
 - Puede valorarse de insuficiente la utilización que se hace del CDROM, más allá de la consulta de libros en ese soporte. Las cifras registradas no resultan congruentes con la cantidad de materiales de este tipo que han salido a la luz durante los últimos años, por gestión de instituciones ambientales y educativas cubanas, cuya utilización es promovida por el Comité Académico de la Maestría y la planta de profesores, por encontrarse disponibles en bibliotecas de la provincia.  
-El número de asentamientos correspondientes a publicaciones seriadas, tesis de maestría y/o doctorado, conferencias, presentación en eventos y documentos oficiales, confirma las valoraciones que se realizaron anteriormente con relación a las citas y referencias.   
- En la bibliografía se demuestra el empleo de páginas Web para recuperar información destinada a las tesis (a pesar de que, como se dijo anteriormente, la misma no se incorpora a las citas y referencias), pero estos se utilizan, casi exclusivamente, para consultar libros y publicaciones seriadas colgadas en ellos. No se está realizando una explotación racional de toda la amplia variedad de documentos que pueden encontrarse en esos sitios, incluidas las bases de datos, que resultan prácticamente imprescindibles para investigaciones relacionadas con el programa.  
- Los asentamientos no demuestran que se haga una amplia utilización de documentos en soporte digital y señalan que únicamente se accede por esa vía  a libros y publicaciones seriadas. La experiencia de los investigadores en la planificación y dirección del proceso pedagógico del programa, le ha permitido constatar que, en realidad, es esta la modalidad más empleada por los maestrantes, lo que viene a ratificar entonces lo ya apuntado, con relación a que no se hace una descripción precisa de la recuperación que se hizo de las fuentes.
- La Tabla 3 aporta nuevos argumentos a la regularidad que ha venido demostrándose, con relación a la pérdida de calidad al usar y manejar la información en las tesis de segunda edición, en comparación con las de la primera. El número promedio de obras asentadas disminuyó en 34 puntos porcentuales. 

Se constató también una amplia gama de discrepancias entre las citas y referencias declaradas en el cuerpo de la tesis y/o las asentadas en el apartado destinado a este fin (en caso de que existiera), con los asentamientos de los documentos correspondientes en la bibliografía. Algunas guardan relación con nombres propios, bien por falta de correspondencia en sus iniciales, variaciones ortográficas o de otro tipo en apellidos y ausencia completa de autores. Otras tienen que ver con la paginación, por no declararse o por falta total de coincidencia. También existen imprecisiones con respecto al año de publicación y errores en los títulos de las obras.

El 4 % de las publicaciones seriadas aparecen descritas solamente desde una perspectiva monográfica y no analítica. Al no reflejar los datos restantes, no sólo se dificulta la recuperación de la información, sino que se deja de incorporar, a la argumentación, el matiz de los diferentes autores, entre otros aspectos.

Se apreció también falta de uniformidad en el asentamiento bibliográfico e insuficiencias en la identificación de autores individuales (especialmente en obras de compendio) y colectivos (fundamentalmente corporativos).
En la Tabla 4 se presenta un análisis cuantitativo de la bibliografía utilizada. Para ello se clasificaron las obras asentadas en tres categorías, según se publicaran en los últimos cinco, diez o más años, anteriores a la defensa de la tesis. 

Tabla 4: Análisis cuantitativo de la actualidad de la bibliografía utilizada en las tesis.

Edición

5 años anteriores

10 años anteriores

Más de 10 años anteriores

Primera

859 (31 / tesis)

903 (32 / tesis)

1 296 (46 / tesis)

Segunda

218 (10 / tesis)

271 (12 / tesis)

548 (25 / tesis)

Total

1 077 (22 / tesis)

1 174 (23 / tesis)

1 844 (37 / tesis)

Si bien no se evidencian grandes dificultades con relación al grado de actualización de la bibliografía utilizada, lo más llamativo resulta el retroceso que, al respecto, se constata en la segunda edición al compararla con la primera, regularidad que ha venido estancándose reiteradamente  en párrafos anteriores.   

Se analizó también la procedencia de las obras incorporadas a la bibliografía. Se comprobó que están asentadas fuentes provenientes de 30 países, entre los cuales la mayor cantidad corresponde (en orden decreciente) a Cuba, España, Chile y México.
Desde el punto de vista temático, las estrategias de gestión y educación ambiental resultaron los documentos que cuentan con un mayor número de registros y están presentes en todas las tesis. En cuanto a autores, la mayor cantidad correspondió a Orestes Valdez, como figura nacional y a María Novo, como personalidad extranjera. Corporativamente, tal distinción recayó en el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente de la República de Cuba, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).  

CONCLUSIONES
 La experiencia de los autores en la planificación y conducción del proceso educativo de la Maestría en Educación Ambiental y observaciones registradas a lo largo de las dos primeras ediciones, así como las opiniones de: los restantes miembros del Comité Académico, profesores de la planta, docentes de la Dirección de Información Científico Técnica de la Universidad que ofrecen servicios especializados a la enseñanza de postgrado y una muestra representativa de los egresados del programa, permitió develar un grupo de regularidades, que pudieran identificarse como causas de las dificultades detectadas.

En términos generales, estas pudieran ser descritas de la manera siguiente: a pesar del interés manifiesto del programa por desarrollar en el maestrante la capacidad para manejar la información científica, así como aptitudes, actitudes, normas, lenguajes, formas de comunicación y otras expresiones de la cultura profesional, para asimilar, generar y difundir conocimientos, no se acciona sistemáticamente, a lo largo del proceso, para alcanzar dichos objetivos. Esta situación encuentra su concreción a través de las siguientes especificidades: 
- Los contenidos relacionados con la redacción científica sólo se abordan, de manera directa, como un tema del curso de Metodología de la Investigación (Módulo Básico), lo cual no resulta suficiente, dada la complejidad del contenido, para asegurar un desempeño exitoso de los maestrantes. 
- Ha sido insuficiente también, el accionar, de manera transversal, desde los restantes elementos del currículo, para lograr tales objetivos; en particular la contribución realizada por los diferentes cursos del programa y la atención de los tutores.
- El tratamiento de ese contenido, a lo largo del proceso, con excepción del trabajo de tesis, ha quedado en el plano teórico, describiendo el deber ser y sin propiciar el entrenamiento necesario para que el maestrante logre dominar las habilidades y desarrollar las competencias necesarias. Muestra de ello resulta el hecho de que los espacios previstos en el currículo de la maestría para ejercitar la socialización de resultados (presentación de trabajos en eventos científicos, publicación de artículos y  la tesis) están previstos como ejercicios terminales, por lo cual pueden resultar muy útiles para la evaluación del maestrante, pero al concebirse de manera asistémica, no realizan un aporte significativo a la preparación gradual del maestrante.
- Las normas para la elaboración de tesis no orientan al maestrante, con la precisión necesaria, los requerimientos a alcanzar.
- Durante los talleres de tesis y especialmente en el tercero, donde se constata la preparación del maestrante para concluir la memoria escrita y enfrentar la defensa, no se profundiza lo necesario en este aspecto, ni tampoco se le dan las recomendaciones precisas para que el documento alcance el nivel óptimo de calidad.
- No se verifica que el maestrante haya realizado en el documento, todos los arreglos orientados durante el tercer taller de tesis (que tiene carácter de predefensa), antes de la entrega definitiva de la memoria escrita.

RECOMENDACIONES
- Establecer un estilo para la utilización del aparato crítico y la bibliografía que minimice los conflictos potenciales entre los diferentes apartados de las tesis. Se recomienda que se analicen las potencialidades de la norma APA (American Psychology Association), ya que no exige una sección o parte en que se relacione, por orden de aparición en el texto, los datos de las fuentes utilizadas para la fundamentación teórico - metodológica del objeto de estudio. Promover sistemáticamente el estudio e implementación de las normativas asumidas por parte de los maestrantes. 
- Implementar acciones para potenciar, desde todos los elementos del currículum, el desarrollo de las habilidades y competencias informacionales en los maestrantes. Hacer énfasis en la ejercitación de procedimientos relacionados con el procesamiento y comunicación de la información científica. Incorporar estos elementos como criterios para la evaluación sistemática en los diferentes cursos y talleres de tesis. Orientar el trabajo metodológico a la preparación de los profesores y tutores para el logro de tales aspiraciones.
- Concebir, como parte del plan de desarrollo individual del maestrante, etapas para la obtención de los créditos previstos por la presentación de trabajos en eventos científicos, publicación de artículos, de manera que se logre también por esta vía sistematizar el procesamiento y comunicación de la información científica. 
- Establecer que en el dictamen que emita el tribunal que evalúe el tercer taller de tesis, se describan las insuficiencias detectadas en la memoria escrita con relación al procesamiento y comunicación de la información científica. Designar a un miembro del mismo, para verificar si tales dificultades han sido superadas al momento de entregar la versión definitiva del documento.      

BIBLIOGRAFÍA

  1. Castellanos, B., Llivina, M. y Fernández, A. La gestión de la actividad de ciencia e  innovación tecnológica y la competencia investigativa del profesional de la educación. En: Biblioteca virtual pedagógica II (Lanuez, M., Martínez, M. y Pérez, V., Ed.).Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño. La Habana. CD-ROOM. 2007.
  2. Ferrer, M; Alfonso, M; Alejo, T. y González, T. Currículo para la biblioteca escolar. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 2011.
  3. Fragas, R. y Herrera, C. Metodología de la investigación educativa. En: Biblioteca virtual pedagógica II (Lanuez, M., Martínez, M. y Pérez, V., Ed.). Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño. La Habana. CD-ROOM. 2007.
  4. García, G. y Addine, F. Profesionalidad y actividad creativa del docente. En: Biblioteca  virtual pedagógica II (Lanuez, M., Martínez, M. y Pérez, V., Ed.). Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño. La Habana. CD-ROOM. 2007.
  5. García, I. y Sotolongo G. Bibliometría comparada sobre tecnología de información: Diez años de la base de datos ERIC. En: Ciencias de la Información (La Habana) 26 (4); 162 - 173, diciembre 1995.
  6. Junta de Acreditación Nacional. Sistema de evaluación y acreditación de maestrías. Ministerio de Educación Superior. La Habana. 2009. 
  7. Junta de Acreditación Nacional. Dictamen sobre el proceso de evaluación y acreditación de la Maestría en Educación ambiental, perteneciente a la Universidad de Ciencias Pedagógicas “José Martí”. Ministerio de Educación Superior. La Habana. 2011.
  8. Lanuez, M. y Pérez, V. Habilidades para el trabajo investigativo: experiencias en el  Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC). En: Biblioteca virtual  pedagógica II (Lanuez, M., Martínez, M. y Pérez, V., Ed.). Instituto Pedagógico  Latinoamericano y Caribeño. La Habana. CD-ROOM. 2007.
  9. López, L. La investigación como eje de articulación en los currículos para la formación de profesores en las condiciones actuales. En: Biblioteca virtual pedagógica II (Lanuez, M., Martínez, M. y Pérez, V., Ed.). Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño. La Habana. CD-ROOM. 2007.
  10. Méndez, I. Hacia una concepción integradora de la formación de educadores ambientales en el cuarto nivel de enseñanza. Ediciones de la Universidad Bolivariana de Venezuela. Caracas. 2007.
  11. Méndez, I. Educación para la diversidad en la formación ambiental. En: Monteverdia. Vol. 1 (1): 35 - 42. 2008. Disponible en http://www.ucp.rimed.cu.
  12. -Méndez, I. La sensibilidad como objetivo de la educación ambiental. En: Monteverdia Vol. 2 (1): 49 – 60. 2009. Disponible en http://www.ucp.cm.rimed.cu.
  13. -Méndez, I. y Loret de Mola, E. La formación de educadores ambientales como investigadores. En: Monteverdia. Vol. III (1): 7 - 16. 2010. Disponible en http://www.ucp.rimed.cu.
  14. -Ministerio de Educación Superior. Reglamento de Educación de Postgrado de la República de Cuba. La Habana. 1996.
  15. -Sabino, C. Como hacer una tesis. Disponible en: http://páginas.UFM.EDU /SABINO/cht-CAP.4HTM. 1994. [Consulta 21-05-04].

 Síntesis Curricular de los Autores

M.Sc. Bárbara M. Carvajal-Hernández. Profesora Auxiliar. bcarvajal@ucp.cm.rimed.cu
Licenciada en Educación, Especialidad Español-Literatura, 1992; Diplomada en Gestión de la Información, 1998; Master en Investigación Educativa, 2004; Doctorante en Ciencias Pedagógicas. Ha recibido cursos de postgrados sobre Tecnologías de la Información, Dirección y Planeación Estratégica en Organizaciones de Información. Ha dirigido el Sistema de Información para la Educación (SIED) en la provincia y coordinado la superación postgraduada de todo su personal. Ha impartido docencia en pregrado y postgrado. Se ha desempeñado como tutora, oponente y tribunal de trabajos de diplomas y tesis de maestría. Investiga el desarrollo de competencias informacionales en la formación inicial del docente y ha presentado resultados en varios eventos de carácter nacional e internacional.

Dr.C. Isidro E. Méndez-Santos. Profesor Titular. imendez@ucp.cm.rimed.cu
Doctor en Ciencias Biológicas, taxónomo vegetal, fitogeógrafo, historiador de la Ciencia y educador ambiental. Se desempeña como Director del Centro de Estudios de Medio Ambiente y Educación Ambiental. Integra actualmente el Consejo Científico del Ministerio de Educación de la República de Cuba. Dirige la Revista Electrónica ‘Monteverdia’, especializada en temas de medio ambiente y educación ambiental. Coordina el Comité Académico de la Maestría en Educación Ambiental y la línea homónima en el Programa de Formación Doctoral de la Universidad de Ciencias Pedagógicas “José Martí”. Tiene publicados más de 70 trabajos científicos, entre los que se incluyen varios libros y artículos en revistas nacionales e internacionales de reconocido prestigio. Ha colaborado con universidades de Puerto Rico, Alemania y la República Bolivariana de Venezuela. Obtuvo el Premio de la Academia de Ciencias de Cuba en el 2003.

Institución de los autores. Universidad de Ciencias Pedagógicas “José Martí”. Carretera de Circunvalación Norte. Km 5 ½, Camagüey. CP-74670.



Fecha de Recepción:
14/09/2012

Fecha de Aprobación:
26/11/2012

Fecha de Publicación:
17/01/2013


   

 
 

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.