Untitled Document
Ciencias Holguín,                   Revista trimestral,             Año XX,  julio–septiembre   2014

Los sistemas productivos locales en la gestión del desarrollo local en Cuba / Local Production Systems in Cuba’s Local Development Management

Ana Gloria Madruga-Torres. amadruga@fe.uho.edu.cu

Institución de la autora
Universidad de Holguín “Oscar Lucero Moya”

PAÍS: Cuba

RESUMEN
Presenta un análisis en torno a los sistemas productivos locales (SPL de ahora en adelante) y su papel en la gestión del desarrollo en Cuba, que favorezca la sistematización del término y un acercamiento a una definición adaptada a las condiciones y características de modelo económico cubano. Se emplearon diferentes métodos, tanto teóricos como empíricos, sostenidos en la visión materialista –dialéctica en el análisis de los procesos abordados, así como la utilización de instrumentos de recopilación de la información y consulta a expertos. Se aporta una definición de SPL para el caso de Cuba, y se demuestra la necesidad del diseño de instrumentos, procedimientos o metodologías que permitan la identificación y formación de SPL en el ámbito nacional, reconociéndose este último como un problema científico aun no resuelto.
PALABRAS CLAVE: DESARROLLO LOCAL; CLUSTER; DISTRITO INDUSTRIAL; SISTEMA PRODUCTIVO LOCAL

ABSTRACT
This paper is meant to perform an analysis of local production systems and their roll in development management in Cuba which favor systematization of the concept and an approach to a definition suited for the characteristics and conditions of the Cuban economic model. Both theoretical and empirical methods were used in the accomplishment of this objective, based on the materialistic-dialectic vision in the analysis of processes covered by this work, as well as the utilization of information-gathering instruments and expert advice. A definition of Local Production Systems is proposed specifically for  Cuba, and it is also demonstrated the necessity for instrument design, procedures or methodologies allowing identification and formation of LPS in the national ambit, the latter being acknowledged as still non-solved scientific problem.
KEY WORDS: LOCAL DEVELOPMENT; CLUSTER; INDUSTRIAL DISTRICT; LOCAL PRODUCTIVE SYSTEM

INTRODUCCION
En la actualidad el interés por el desarrollo está tomando nuevamente auge ante las pérdidas de la calidad de vida experimentada por las poblaciones de muchos países. La globalización, más que impulsar a las economías a la internacionalización, las ha conducido a auto diagnosticarse para conocer sus fortalezas y debilidades para competir. Como resultado, se reconoce que el dinamismo de las economías, por lo general, subyace en la fortaleza de sus economías locales, sustentadas en el papel que juegan las empresas en el fomento del empleo, de las inversiones y de la producción local.

En paralelo, el cuestionamiento sobre la distribución de los beneficios del crecimiento ha llevado a nuevos enfoques del desarrollo. Un planteamiento alternativo es el desarrollo local que viene a conjugar las necesidades de sensibilizar a todos los involucrados en el proceso, sobre la interdisciplinariedad del mismo, a visualizar la integración de las actividades económicas como una alternativa para completar los eslabones de las etapas de la producción, comercialización, consumo y distribución de la riqueza generada por la misma economía.

Se reconoce la necesidad de coherencia entre las políticas, las estrategias y los proyectos y que éstos redunden en visibles mejorías en la calidad de vida de la gente, introduciéndose con fuerza criterios de participación ciudadana, donde la innovación penetra hasta en el ámbito de la gestión entre los actores principales. Una tendencia contemporánea es el surgimiento de teorías que sostienen la necesidad de la formación de SPL como mecanismo para gestionar procesos de desarrollo local, principio que es válido para el caso de Cuba, siendo consecuentes con las particularidades del modelo económico cubano.

Lo anterior determinó que el presente artículo se oriente a realizar un análisis en torno a los SPL y su papel en la gestión del desarrollo en Cuba, que favorezca la sistematización del término y un acercamiento a una definición adaptada a las condiciones y características de modelo económico cubano.

Crítica a las concepciones de sistema productivo local
La aglomeración geográfica de empresas, se presenta actualmente como un elemento clave de la organización espacial de la producción desde la perspectiva del desarrollo local, por lo que el estudio y fomento de las formas de organización de la producción sustentadas en ella, en particular los SPL, resultan de interés al constituir una alternativa estratégica que contribuye significativamente a la competitividad y el desarrollo económico de las regiones, en que estos se desarrollan, a partir del mejoramiento del desempeño de las empresas e instituciones que los integran, como consecuencia de los procesos de integración entre estas y el efecto sinérgico de los mismos. Los impactos económicos y sociales de los SPL, están a su vez asociados a la coherencia de su formación con las condiciones existentes, expresadas estas en un conjunto de factores que tienen que ser valorados desde una perspectiva sistémica.

En la literatura especializada el término SPL ha sufrido una diáspora de su definición en función del objetivo para el cual es asumido en un contexto específico. El abordaje de esta temática planteada con mayor énfasis desde mediados de la década del 60 del siglo pasado, utiliza como conceptos tratados casi de forma análoga los de: distrito industrial, cluster, millieux innovador, sistemas de innovación territoriales, sistema productivo local.

A partir del 90 y a lo largo del 2000 el concepto de cluster y distritos industriales – más el primero que el segundo- asumieron una presencia hegemónica en los desarrollos teóricos y empíricos destinados a analizar el papel de las aglomeraciones, su vinculación con el desarrollo y la competitividad. Esto se explica por su abordaje en el diseño de políticas oficiales de desarrollo, no sólo en los países industrializados, como Europa y EE.UU, sino también y por medio de la activa participación de organismos internacionales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en los países subdesarrollados, como los de América Latina.

La asimilación de los enfoques de cluster y distrito industrial en América Latina por Nadvi y Schmitz (1994); Nadvi (1995); Schmitz (2000); Boisier (1992); Vázquez (1999 y 2006), Alburquerque (1999, 2002 y 2004), Ramos (1998 y 1999); Buitelaar (2002), Perego (2003), Albadalejo (2001), Suzigan (2000), Barragán (2005) entre otros, ha denotado la escasez de instrumentos teóricos y metodológicos propios, concebidos a partir de las particularidades de estos países. Se constata la asunción de conceptos regionalistas, arrastrando con ello, las mismas debilidades en su concepción teórica e instrumental que presentan desde su génesis.

Una debilidad perceptible en dichas contribuciones se expresa en la fuerte tendencia a operar con conceptos borrosos, y, como consecuencia de ello, en el escaso rigor al momento de operacionalizar y desarrollar estudios empíricos consistentes (Markussen, 1999: 98).

De lo anterior se deriva la combinación de una notable generalidad en los contenidos de los enfoques mencionados, tornando imprecisas y borrosas en el tratamiento empírico: a) las delimitaciones espaciales, y b) los aspectos constitutivos y funcionales de las aglomeraciones productivas que dichos conceptos toman como referencia (Martin y Sunley: 2003). Ello ha condicionado un vacío empírico y metodológico cuando se trata de: 1) determinar cuándo, en el marco del análisis de un determinado tejido productivo, estamos en presencia de instancias productivo-territoriales que ameritan el tratarlas como SPL, clusters, distrito industrial, etc, y junto a ello, 2) visualizar el efecto que, en el desarrollo territorial  poseen las mismas.  Esta limitación se expresa con mayor claridad al observar el uso indistinto de los enfoques de distritos industriales, clusters y SPL. A criterio de los autores de este trabajo, esto constituye una carencia en el tratamiento teórico-metodológico, considerando que si bien reflejan la génesis y evolución del término SPL, en su esencia explican diferentes procesos que no pueden ser tratados con la misma base conceptual.

Si se analizan las estructuras internas de los tres conceptos referidos, se pueden constar diferencias tácitas dadas en: para el enfoque de los distritos industriales, lo local no es un nivel de análisis, sino una unidad de investigación para la organización social de un determinado proceso productivo; para los clusters, lo local constituye un recurso estratégico como factor clave para la competitividad; y para los SPL, lo local es una variable económica, es decir, el territorio deja de ser soporte físico de procesos convirtiéndose en ente y componente activo de los procesos de desarrollo. Este análisis permite sostener, que si bien el SPL en su estructura conceptual manifiesta diferencias respecto a los distritos industriales y los cluster, a la vez asumen en su definición, desde el punto de vista semántico y funcional los elementos contenidos en los conceptos predecesores. Esto se traduce en que, los SPL constituyen una visión contemporánea que integra y potencializa los principios bajo los cuales se erigieron las definiciones anteriores, lo cual le imprime la particularidad y posibilidad de convertirse en mecanismo de gestión del desarrollo local.

Lo anterior deviene en la necesidad de examinar una definición de SPL adaptada a las condiciones del proceso de desarrollo local en Cuba. Esto se sostiene en dos tipos de argumentaciones. Primera, la relativa novedad de considerar el ámbito local como categoría relevante para analizar los hechos económicos. Segunda, a pesar del amplio número de investigaciones que lo utilizan como referencia conceptual, resulta difícil encontrar una con el suficiente grado de precisión para evaluar su contenido y alcance analítico. Esto se refleja además, en el momento de operacionalizar y desarrollar estudios empíricos en la instancia territorial, problema que se agudiza en el caso de Cuba, determinado por las regulaciones y límites que impone el marco legal inherente al modelo económico cubano.
Hacia una definición de SPL y sus características para el caso cubano

La definición de un concepto de SPL para el caso de Cuba, inevitablemente debe tener su origen en el tratamiento que recibe el término por autores foráneos y cubanos. En la literatura internacional y nacional que aborda la temática objeto, se constata un sinnúmero de definiciones de diversos autores entre los que se destacan: Sáez (1999); Sforzi (2001); Méndez (1997); Haddad (2001); Cassiolato y Szapiro (2002), Helmsing (2002); Andersson, Schawaag-Seger, Sorvik y Hansson (2004); Marquetti (2006), González (2011) y Herrera (2013), entre otros y que definen de forma indistinta los SPL y las variables que componen el constructo. Se observa una diversidad de criterios en torno a los aspectos señalados, manifestando la no existencia de consenso respecto a 1) qué es un SPL, 2) cuáles son las características que componen su estructura; 3) los instrumentos y procedimientos que operacionalizan el concepto en el nivel macro,  meso y microeconómico

Este proceso se dificulta para el caso cubano, a partir de los principios de la ideología que dieron origen su concepción en las diferentes escuelas de pensamiento, en lo fundamental de tipo clásica y neoclásica. Dichas concepciones fueron concebidas para actuar bajo un sistema de relaciones de propiedad diferentes y modelos económicos de desarrollo en función del capital, que divergen de los principios y leyes que priman en el modelo económico en Cuba. Aunque cada sistema productivo mantiene características particulares, propias de los territorios donde se localizan, es posible identificar regularidades en ellos que nos permitan analizarlos, siendo entonces que sea probable identificar su comportamiento.

Sin embargo, se reconoce la validez de las diferentes aportaciones científicas de los autores internacionales. Estas permitieron marcar una pauta para concebir la formación de los SPL en el país, a partir del reconocimiento de la característica de los procesos naturales de obtención de valor, válidos para cualquier tipo de sistema económico. Este reconocimiento por parte de la autora del presente trabajo, permitió utilizar como insumo para la modelación del constructo SPL las definiciones más citadas en la literatura internacional y en menor medida, la nacional. Respecto al poco uso de las definiciones dadas por investigadores cubanos, estuvo determinado por el insuficiente tratamiento teórico y metodológico en el ámbito nacional al concepto de SPL. En ese sentido, el desarrollo teórico y metodológico en Cuba es escaso, sin embargo se aprecian las principales aportaciones realizadas por Marquetti, (2006), Negrín, (2004), González, (2011) y Herrera (2013).

Para la modelación del constructo se utilizaron 53 definiciones de SPL, distrito industrial y cluster, orientado a identificar las características más relevantes que lo explican. Este análisis permitió obtener el insumo para el desarrollo de la consulta a experto, utilizándose como instrumento el cuestionario. Luego de tres rondas de aplicación, los expertos manifestaron un consenso de un 87 por ciento de concordancia en lo que se refiere a los elementos que deben caracterizar los SPL en Cuba, quedando definidos como: 1) la dimensión territorial; 2) la diversidad de actividades interrelacionadas;3) la innovación; 4) el conocimiento tácito y 5) la coordinación del sistema.

El análisis descrito permitió a la autora, un acercamiento hacia la definición de SPL para el caso de Cuba, asumido como: el espacio de interacción definido por las relaciones entre empresas con funciones específicas en cada fase del proceso de producción con presencia de especialización en las relaciones productivas, que se pueden manifestar mediante la generación de vínculos territoriales entre estas e instituciones, existiendo una interacción continua entre la actividad económica, cultural, social y política; presentando una estructura organizativa que dirige las funciones en el espacio definido, donde existe una complementación de funciones entre los diferentes agentes locales orientados a fortalecer la capacidad de conocer, aprender e innovar, convirtiéndolo en un núcleo fundamental de la dinámica de una economía local. En esa línea de pensamiento, la constitución o formación de SPL en Cuba, considerando la definición aportada, representa una gran oportunidad para reestructurar la actividad productiva de la localidad.

En ese sentido, los SPL permiten la articulación de las distintas actividades económicas, en función de incrementos productivos de las actividades intermedias y la comercialización del producto final Esto propicia que los costos por servicios de apoyo sean compartidos y que conjuntamente se alcancen niveles de calidad competitivos tanto para el mercado local como para su posible exportación. Estas ventajas son factibles de replicarse en la producción agrícola, ganadera, forestal y turística de pequeña escala.

En paralelo, estas agrupaciones productivas puedan generar los siguientes impactos y resultados en la economía del territorio:
•  Aprovechamiento de la experiencia y el saber hacer de las localidades.
•  Ocupación de la fuerza de trabajo desempleada, es decir como fuentes de empleo.
•   Soluciones locales a problemas sociales y económicos que lo sectorial o lo nacional no puede identificar con la suficiente celeridad y ofrecer una respuesta adecuada.
•   Que puedan contribuir a crear  infraestructura económica y social.
•   Sobrepasar el marco estrecho de la economía de subsistencia, que resulta propia de la pequeña producción aislada y familiar.
•   Cubrir la necesidad de concentrar la producción para la aplicación de la innovación, caso particular de las economías de escala, pero además crea el  espacio para el desarrollo de un nuevo paradigma de la innovación, o sea la innovación incremental.
•  Permitir un desarrollo del factor institucional que acompañe las exigencias del sistema empresarial.

En la media que los vínculos territoriales van consolidándose en todas sus dimensiones se produce un proceso de fortalecimiento de su actividad productiva así como de su capacidad de reproducción y organización en sentido general. La capacidad de innovación y de utilización de la tecnología le imprime al sistema la cualidad de insertarse competitivamente en el mercado local primero y con el tiempo comenzar un proceso de expansión a otros territorios, pudiéndose convertir en una base de exportación para la localidad.

Para lograr todos estos impactos es necesario que el sistema institucional que contenga la localidad posea los elementos que permitan acciones y relaciones que posibiliten las mencionadas conexiones, externalidades, innovación y búsqueda de economías de escala y rendimientos crecientes y con ello la creación y reinversión de excedentes en un sector y su transferencia a otros, a partir de procesos de acumulación y complementariedad de sectores y cambio tecnológico, que incrementen la participación de lo local en la gestión y generación de procesos de desarrollo local. En correspondencia con los esquemas utilizados se reconoce toda una familia de iniciativas de Desarrollo Local destinadas a lograr acciones que impliquen la formación de interconexiones de actividades productivas o de servicio, que le ofrecerán a los procesos de dirección un carácter integrador

Sin embargo, en la literatura nacional, al menos la revisada por la autora, no se aprecia una propuesta que establezca el cómo desplegar procesos de identificación y formación de SPL en Cuba. Esta carencia metodológica limita el aprovechar las oportunidades y ventajas que ofrecen los SPL como mecanismo de gestión del desarrollo local, lo cual indudablemente deviene en un problema científico aún no resuelto.

CONCLUSIONES
El análisis realizado permite concluir que:
•   Los SPL constituyen un mecanismo para la gestión del desarrollo local.
•   Se aprecia una diversidad de criterios en torno a la definición de SPL, utilizándose indistintamente conceptos tales como distrito industrial y cluster, análogos al concepto de SPL, lo cual demostró una carencia en el orden teórico y metodológico en el tratamiento del término. En paralelo, se constata falta de consenso en la concepción de la estructura del constructo, lo cual ha impedido el surgimiento de un marco preciso (o unitario) y ordenado.
•   Para el caso específico de Cuba, se observa que no existe una concepción de SPL que se adapte a las características y condiciones del modelo económico cubano, y unido a ello, la carencia de instrumentos, procedimientos o metodologías que permitan definir la ruta a seguir para la identificación y formación de SPL en el ámbito nacional, a pesar de las ventajas que reviste para la gestión del desarrollo local.

BIBLIOGRÁFIA

  1. NADVI, K. Y SCHMITZ H. (1994), “Industrial clusters in less developed countries: review of experiences and research agenda”, IDS Discussion Paper 339, Brighton, Institute of Development Studies, University of Sussex.

  2. NADVI, K.  (1995), Industrial Clusters and Networks: Case Studies of SME Growth and Innovation, Sussex, Institute of Development Studies-University of Sussex.

  3. SCHMITZ, H. (2000), “Does Local Cooperation Matter? Evidence from Industrial Clusters in South Asia and Latin America”, Oxford Development Studies, 28 (3): 323-336.

  4. BOISIER, S. (1992). El difícil arte de hacer región, Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de las Casas, Lima, Perú,.

  5. VÁZQUEZ BARQUERO, A. (1999) “Desarrollo, redes e innovación, lecciones sobre desarrollo endógeno”.  Pirámide. Madrid.

  6. VÁZQUEZ BARQUERO, A. (2006) “Surgimiento y trasformación de clusters y milieus en los procesos de desarrollo”. Revista EURE. Chile, 2006. vol. XXXII, No.95.pp.75-92.

  7. ALBURQUERQUE, F. (1999). “Desarrollo, Redes e Innovación. Lecciones sobre Desarrollo Endógeno”. Madrid, España. Ediciones Pirámide 

  8. ALBURQUERQUE, F. (2002). “Innovación y desarrollo territorial: Algunos debates teóricos recientes”. Revista EURE, Santiago de Chile, v. 28, núm. 84. pp. 63-83.

  9. ALBURQUERQUE, F. (2004): “Desarrollo económico local y descentralización en América Latina”, Revista de la CEPAL, No. 82

  10. RAMOS, J. (1998), “Una estrategia de desarrollo a partir de los complejos productivos (clusters) en torno a los recursos naturales”, Revista de la CEPAL, CEPAL, División de Desarrollo Productivo y Empresarial. Diciembre, 66, LC/R.17443/Rev. 1.

  11. RAMOS, J. (1999), “Una estrategia de desarrollo a partir de los complejos productivos (clusters) en torno a los recursos naturales ¿una estrategia prometedora?”, MIMEO.

  12. BUITELAAR, R. (comp.) (2002), Aglomeraciones mineras y desarrollo local en América Latina, Alfaomega-CEPAL-IDRC.

  13. PEREGO, L. (2003), Competitividad a partir de los agrupamientos industriales. Un modelo integrado y replicable de clusters productivos.

  14. ALBALADEJO M. (2001), “The Determinants of Competitiveness in SME Clusters: Evidence and Policies for Latin America”, en H. Katrack y R. Strange (eds.), Small-Scale Enprises in Developing and Transitional Economies, Macmillan, Londres.

  15. SUZIGAN, W. (2000), Industrial Clustering in the State of Sao Paulo, Working Paper CBS 13-00, Oxford, University of Oxford, Center for Brazilian Studies.

  16. BARRAGÁN, F. (2005), “Instituciones e innovación: la experiencia del grupo K’NAN CHOCH en Chiapas, México”, Revista Europea de Estudios Latinoamericanos y del Caribe, octubre, 79 (69).

  17. MARKUSEN, A. (1999), “Fuzzy Concepts, Scanty Evidence, Policy Distance: The Case for Rigor and Policy Relevance in Critical Regional Studies”, Regional Studies, 33 (9): 869884.

  18. MARTIN, R. Y SUNLEY P. (2003), “Deconstructing Cluster: Chaotic Concept or Policy Panacea?”, Journal of Economic Geography, Oxford University Press, 3: 5-35.

  19. SAEZ C. (Coord.). (1999). “La Respuesta Local ante el Desafío Global. El Ajuste de los SPL” en “Transformación y Ajuste Productivo en los Sistemas Locales de Empresas: El Valle del Juguete”. Valencia, España. Fundación Universitaria San Pablo C.E.U.

  20. SFORZI, F. (2001). “La Teoría Marshalliana para explicar el Desarrollo Local” en Rodríguez Gutiérrez, F. “Manual de Desarrollo Local”, Madrid, Ediciones TREA. pp. 13-32.

  21. MENDEZ, R. (1997). “Geografía Económica. La lógica espacial del capitalismo global”. Barcelona, España. Editorial Ariel.

  22. HADDAD, P. R. (2001) “Clusters e Desenvolvimento Regional no Brasil”, in Cluster – Revista Brasileira de Competitividade, agosto/novembro

  23. CASSIOLATO, J. E. y SZAPIRO, M. (2002): “Arranjos e sistemas produtivos e inovativos locais no Brasil”. Rio de Janeiro, IE/UFRJ. Disponible en http://www.ie.ufrj.br/redesist consultado 20 de octubre 2008.

  24. HELMSING, A. H. J. (2002). “Perspectivas sobre el Desarrollo Económico Localizado”. Revista EURE, Santiago de Chile, v. 28, num. 84.

  25. ANDERSSON, SCHAWAAG-SEGER, SORVIK Y HANSSON (2004) The Cluster Policies Whitebook, IKED, Suecia.

  26. MARQUETTI NODARSE, H. (2006) “Cadenas, redes y clusters productivos: aspectos teóricos” En. Cuba Siglo XXI, Ciudad de La Habana, Nº LXXII. Disponible en: http://www.nodo50.org/cubasigloXXI/economia/galvarez_301106.pdf. consultado 15 de octubre 2008.

  27. GONZÁLEZ FONTES, R. (2011) “Conferencia inaugural para el II Evento Nacional de la Asociación de Economistas y Contadores de Cuba”, celebrado en la ciudad de Camagüey el 9 de junio de 2011.

  28.  HERRERA DÍAZ, Y. (2013) “Arreglos Productivos Locales: una propuesta para Cuba”.Tesis en opción al título de doctora en Ciencias Económicas. Universidad de la Habana, Cuba.

  29.  NEGRÍN, E. (2004). “El papel de las PYMEs en los sistemas productivos locales. Un enfoque desde Cuba”. La Habana: Red Iberoamericana de Investigadores sobre Globalización y Territorio. En: cmq.edu.mx.

Síntesis curricular de la Autora
Ana Gloria Madruga-Torres. Profesora Auxiliar del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas. Universidad de Holguín amadruga@fe.uho.edu.cu
Licenciada en Economía Política por la Universidad Estatal de Kiev, Ucrania, junio de 1985. Master en Economía Internacional. Mención países subdesarrollados. Universidad de la Habana, julio 2002
Líneas actuales de investigación
• Gestión del desarrollo local.
• Desarrollo económico local y los países Subdesarrollados. Las cadenas productivas y su impacto en el desarrollo económico local. La elevación de la competitividad del territorio y el papel de las exportaciones.
últimas publicaciones:
-  El diagnóstico de la estructura productiva de los territorios como base para generar alternativas que favorezcan la generación de encadenamientos productivos en las aglomeraciones. Revista "Retos de la Dirección", No.1-2011 Dirección electrónica: http://retos.reduc.edu.cu
-  “Sistema productivo turístico y desarrollo local”. Revista: “TURyDES, Turismo y Desarrollo Local” número de junio de 2012: http://www.eumed.net/rev/turydes/12/mtfr.html
-  “Los sistemas productivos locales. Término para un debate desde la economía política”. Revista electrónica “Revista Caribeña de las Ciencias Sociales”, número de abril de2013. Disponible en http://xn--caribea-9za.eumed.net/sistemas-productivos-locales/

Institución de la autora.
Universidad de Holguín “Oscar Lucero Moya”.

 


Fecha de Recepción: 10/07/2013
Fecha de Aprobación: 23/07/2014
Fecha de Publicación: 31/07/2014


 

 

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.